sábado 24/10/20

Calordom, del carbón a la biomasa

La compañía abre sede en León para ayudar a sustituir las viejas calefacciones por ecológicas y ya atiende a 132 comunidades de vecinos
Poseen la primera sala de calderas que se legalizó en España. DL

Avalada por 80 años de experiencia en el mundo de las energías caloríficas, que la han llevado de los combustibles fósiles a los renovables, la empresa Calordom atiende ya a 27.000 familias en el país. Con un crecimiento del 40% en los últimos cinco años, la compañía se adelantó a nivel nacional al impulsar el sistema de calefacción con biomasa en las comunidades de vecinos, convirtiéndose en pionera en el mercado de un calor más respetuoso con el medio ambiente.

Hoy suministra 32.000 toneladas de pellets residencial, a los que suman otras 12.000 toneladas de biomasa industrial. Todo ello se reparte con una flota de ocho camiones cisterna adaptados para dar un servicio rápido y de calidad. Calordom está en manos de la tercera generación de una familia ligada al carbón, un oro negro que dio origen a su negocio bajo la denominación de Combustibles Cabello, cuyo nombre cambiaron hace dos décadas para funcionar como empresa de servicios energéticos, transformaciones de salas de calderas, mantenimientos, adecuaciones y venta de otros combustibles como el gas natural y el gasóleo, aunque en el ADN de Calordom dominan la biomasa y las energías renovables.

«Nuestro esfuerzo va dirigido siempre a la innovación y al respeto al medio ambiente con un trato familiar y personalizado al cliente», indican. También reconocen que al observar «la inminente necesidad del mercado en adaptar las calefacciones de carbón», ya que deben desaparecer en 2022», han aunado objetivos y relaciones comerciales con otras dos grandes empresas, la catalana GME y la leonesa Combustibles Garbosa. Un trío que factura en conjunto 900 millones de euros.

Además, dada la premura de tiempo para alcanzar esos objetivos en Castilla y León han abierto una sede central en la provincia «con la que pretendemos cubrir esa necesidad a todas las comunidades de vecinos que dispongan de calefacción central de carbón y así poder transformarlas a biomasa de una forma segura y óptima». De hecho ya atienden a 132 comunidades de propietarios.

No en balde, fueron los primeros en la instalación de calderas de biomasa en Madrid y en España, porque esta energía no favorece el cambio climático por sus bajas emisiones de dióxido de carbono y por la disminución de los residuos, deshechos, aguas residuales y purines que son fuente de contaminación del subsuelo y de las aguas subterráneas.

Calordom da empleo a 125 trabajadores en Madrid y 35 en Castilla y León. Dentro de sus ventas la biomasa ya representó la mitad. Con la apuesta por este biocombustible la empresa da un paso más hacia la sostenibilidad y respeto al medio ambiente, siendo actualmente una compañía puntera en España en calefacción ecológica por biomasa, lo que le permite llevar a múltiples comunidades de propietarios una energía natural, barata, limpia y rentable. El uso de biomasa para producción térmica doméstica supone una energía renovable no contaminante y 100% autosuficiente, es decir, no precisa otro combustible convencional.

Calordom, del carbón a la biomasa
Comentarios