jueves 26/5/22

c José Rodríguez Alvarez esxcribe una ‘Carta abierta al alcalde de Villablino’: «Permítame dirigirme a Vd. por este medio ya que los medios ordinarios los ha ignorado y para alargar la tramitación piden documentos que obran en poder de la institución que usted preside, como es el caso del título de propiedad de un panteón, resultó muy trabajoso consultar archivos. Para mayor aclaración diré: hace dos años a causa del estado de abandono y posterior derribo y reconstrucción del muro Sur del cementerio de Villablino resultaron dañados cuatro panteones, entre ellos uno de mi propiedad. El pasado 7 de abril presenté solicitud de reposición de las piezas dañadas, sin respuesta. El pasado 10 de agosto en el registro municipal con el presupuesto de 1.677 € de empresa marmolería de la zona, que tampoco tuvo éxito hasta el 28 de enero del corriente en me notifican la admisión a trámite. El 3 de diciembre dirigí mensaje privado a La Señora Rodriguez pidiendo se interesase por el asunto respuesta ‘el jueves hablo con el técnico y le diré’, esa misma fecha dirijo mensaje privado al encargado del cementerio respuesta diez días después dio respuesta ‘he pedido información sobre este tema y me dicen que se va a abrir todavía el expediente es lo que le puedo decir de momento’. También al responsable de organización de PSOE en Villablino, ‘respuesta parecida y bloqueó mi teléfono’ no pude enviarle más quejas. El 24 de enero se hizo eco de mi malestar Diario de León y hoy me dirijo a Vd. por el medio público que ud. bloqueó. Todo ello un sinfín de desprecios habiendo acudido a esas oficinas de forma personal a presentar mi queja. Añado otra causa, durante cuatro años permitió debajo de mi dormitorio una cafetería sin ningún tipo de autorización, solo cuando la fiscalía solicitó copia del expediente decidió el cierre.

Me consta que están muy ocupados en querellas y defensa de acusaciones. Si no hay nada como ustedes dicen no tienen nada que temer pero, si es cierto deben ustedes de irse a casa».

c Francisco García Carrizo titula su carta ‘S.O.S por los huertos y fincas no concentradas’: «En la zona regable del canal alto de Villares-Presa de la Tierra, se está llevando a cabo la concentración parcelaria con zona regable subterránea: balsas, bocas hídricas y tuberías subterráneas con lanzamiento de agua por aspersión. Parece ser que este sistema es la máxima modernidad en regadíos. Tanto es así, que se regará con solo pulsar un botón. Nada de azadas, palas, compuertas, tapaduras, plásticos, botas de agua, etc. Desde los despachos no se han dado cuenta que los huertos y fincas no concentrados, colindantes a los pueblos tales como Benavides, Gualtares, San Feliz, Hospital, etc., etc., se rumorea que van a quedar más secos que el desierto del Sahara.

Tan sencillo es que se sigan regando, como dejar los regueros y algunas presas existentes y, que fluya el agua para darles productividad. En una zona como ésta, que tenemos agua a raudales no se pueden dejar fincas sin riego. Esto es un craso error imperdonable. Quedarían condenadas para siempre al abandono total. Acabo de pagar el agua de mi huerto del año pasado, garantizándome que para el próximo año aún habrá riego, pero en lo sucesivo no me aseguran nada.

Los pueblos se van quedando sin servicios y, se habla mucho de fijar población, pero si después de todo lo que se van vaciando, escuelas, bancos, médicos, bares, tiendas, etc., les dan el puntillazo de no poder cultivar los huertos por falta de riego, acabamos ya de rematar la faena. Creo, sinceramente y así lo creen todos los afectados, que se debería de reconsiderar el tema y dar riego a todas estas fincas afectadas, que tienen el mismo derecho que las concentradas a recibir el bautismo y a ser productivas, siendo un gran estímulo para obtener productos hortícolas, que son un buen complemento de alimentos para el sustento de muchas familias, sirviendo al mismo tiempo de gimnasio a las personas jubiladas principalmente y olvidarse de tantos medicamentos, siendo suplidos por el ejercicio y la ocupación del tiempo libre, consiguiendo así una estancia ocupada, productiva y feliz.

La agricultura, decía Marco Tulio Cicerón, es la profesión propia del sabio, la más adecuada al sencillo y la ocupación más digna para todo hombre libre. Yo agregaría: si a esta agricultura de toda la vida la seguimos ‘regando’, mucho mejor.

Esperemos que no se confirmen los peores augurios y sigamos como se ha venido haciendo desde siempre, con agua, que es vida».

¿Cree apropiada la fórmula elegida para intentar que

baje el precio de los combustibles?

SÍ 7%

NO 93%

Considera necesaria una investigación general sobre las compras de material anticovid por parte de las administraciones?

cartas al director
Comentarios