martes. 29.11.2022

UN CLON PARA LA TIERRA

La Unión Europea quiere duplicado digital de la Tierra para luchar contra el cambio climático. Bruselas apuesta por los gemelos virtuales para prever el impacto del clima en el planeta
                      firma
firma

No hay plan B. Esta es una de las frases más repetidas por investigadores, expertos y políticos para luchar contra el cambio climático. Las alertas sobre este fenómeno se plasman en estudios e investigaciones: olas de calor extremas, lluvias torrenciales, sequías prolongadas. Las líneas rojas también las han definido: no superar los 1,5ºC de temperatura media. Pero, ¿cuánto más puede soportar el planeta?

Esta es una pregunta que se han realizado muchos científicos y, por el momento, sólo hay predicciones. Ahora, la tecnología puede calcular con gran precisión el impacto de los fenómenos climáticos en la Tierra. «El modelado digital de la Tierra ayudará a predecir una degradación ambiental importante con una confiabilidad sin precedentes», explica Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea y comisaria europea de competencia.

Una ‘clonación’ que tiene su fundamento en los gemelos digitales, «es una tecnología digital que replica productos, infraestructuras, estructuras, servicios o sistemas creados a su imagen y semejanza», explica Hicham Kabbaj, director general de Dassault Systèmes para España y Portugal. «Nos ayudan a probarlos virtualmente, en el contexto de su uso, para ver cómo reaccionan en modelos y así saber si podrían aplicarse en el mundo real», añade.

Esta herramienta no es novedosa en el sector privado, ya que se ha usado en medicina, en la industria automovilística e, incluso, en la Nasa. «La solución para lograr un mundo más sostenible pasa por los universos virtuales, que hoy son clave para que las empresas industriales aborden su transformación», apunta Kabbaj.

Un guante que ha recogido la Unión Europea por el que ha movilizado 150 millones de euros para dar vida a Destination Earth. A través de este proyecto, un grupo de científicos tratan de hacer una copia exacta de la Tierra a través de más de 200.000 procesadores gráficos para «poder reproducir con precisión no solo cada detalle de la Tierra, sino todas las condiciones que la afectan, como vientos, mareas y condiciones climáticas», señala la Comisión Europea en un comunicado. «Esto mejorará nuestra comprensión del cambio climático y permitirá soluciones a nivel global, regional y local», destaca Vestager.

«No son experimentos»

Para la clonación exacta, los gemelos virtuales necesitan «datos del mundo real para recrear simulaciones», explica el directivo de Dassault Systèmes. «Pueden conectarse al mundo real con sensores», señala. En el caso de Destination Earth su fuente de información es un gran lago de datos (data lake en inglés) específico con parámetros sobre las emisiones de gases de efecto invernadero, el cambio climático, terremotos, o la atmósfera entre otros. Todo ello para dar vida virtual a dos Tierras.

El primer universo virtual estará centrado en los peligros geofísicos e inducidos por el clima. Su estudio estará enfocado en inundaciones, sequías, olas de calor y fenómenos geofísicos como terremotos, erupciones volcánicas y tsunamis. «Ayudará a las autoridades locales y regionales a probar acciones con mayor precisión que ayudarán a salvar vidas y reducir los daños a la propiedad», revela la Comisión Europea.

El segundo trabajará para ayudar a adaptarse al cambio climático y proporcionará capacidades de observación y simulación para apoyar actividades y escenarios de mitigación.

Dos proyectos que están en su fase embrionaria y que no verán la luz hasta «al menos 7 o 10 años», apuntan fuentes de la Comisión Europea. Sin embargo, no es el único trabajo que replica la vida en y de la Tierra.

Tras la irrupción del SARS-CoV-2, la ciudad alemana de Herrenberg decidió prever el comportamiento de los ciudadanos con las medidas anti Covid en un metaverso particular. Los responsables de la localidad al suroeste del país digitalizaron cada uno de los enclaves del municipio para su estudio. «No tienes que tomar una decisión y ver qué pasa después, ahora puedes ver cuál es el efecto que tendrá una decisión antes de tomarla a través del uso del ‘gemelo digital’», explica Nicolai Reith, responsable del departamento de Control y Comunicación y consejero del alcalde de Herrenberg, a la publicación Cities Today.

«No estamos hablando de experimentar, es una práctica real y la llevan a cabo las marcas más prestigiosas del mercado», repite Kabbaj.

Aliados necesarios

A pesar de su importante impacto y uso en determinados sectores de la industria, «su alcance actual es limitado, y el mercado solo ha mercado sólo ha alcanzado el 10% de adopción a nivel mundial, ya que esta tecnología no está madura e infrautilizada en muchos sectores», destacan Accenture y Dassault Systèmes en un informe conjunto. «La solución para lograr un mundo más sostenible pasa por los gemelos virtuales», destaca Kabbaj. «Puede acelerar la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU», apostilla.

En el sector industrial, la evolución a través de la digitalización es una prioridad para un número creciente de empresas que buscan generar mayor valor para sus clientes, reducir sus costes y mejorar su eficiencia y calidad, sin olvidar la importancia de estas soluciones para que las empresas del sector avancen en sostenibilidad.

Por ejemplo, en numerosos procesos industriales, el agua juega un papel determinante. Para producir una tonelada de trigo se necesitan más de 1.000 toneladas de agua, para una tonelada de carne de vacuno, 15 veces más y para fabricar un coche se pueden requerir hasta 150.000 litros. «Es necesario evolucionar hacia una economía circular y un uso más inteligente de este recurso», responde Kabbaj.

A través de los gemelos virtuales se puede usar el agua de forma más eficiente. «Nuestro sistema utiliza la inteligencia de datos, el modelado en 3D y la visualización para trazar la huella hídrica de los productos y servicios, desde su diseño e ingeniería hasta su fabricación y las implicaciones al final de su vida útil», detalla el responsable de Dassault Systèmes.

El uso de esta herramienta digital, aseguran en su investigación, podría aportar beneficios de 1,3 billones de dólares de valor económico y 7,5 Gt de reducción de emisiones de CO2 de aquí a 2030.

UN CLON PARA LA TIERRA
Comentarios