domingo. 05.02.2023

Comienza el decenio de la agricultura familiar

El objetivo prioritario de la efeméride es promover verdaderas políticas activas a favor del desarrollo sostenible de los sistemas agrarios

dl

El Decenio de la Agricultura Familiar hasta 2028, proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas, supone también una oportunidad para lograr más y mejores políticas para la agricultura familiar, asegurando que este modelo sea atendido y reconocido por su valor. Este decenio supone la continuidad de los trabajos comenzados en el Año internacional de la agricultura familiar en 2014, en los cuales UPA jugó un importante papel. La aprobación de este Decenio ha contado con el apoyo de UPA dentro del Foro Rural Mundial, y el objetivo prioritario es promover verdaderas políticas activas a favor del desarrollo sostenible de los sistemas agrarios basados en la agricultura familiar, proporcionar orientaciones para su puesta en práctica, potenciar el papel de las organizaciones agrarias y sensibilizar al conjunto de la sociedad sobre la relevancia y valorización de la Agricultura Familiar.

El problema de la despoblación del medio rural es actualmente uno de los más graves que afecta a España, con hasta un 13% del territorio calificado como desierto demográfico (con una densidad de población inferior a 8 habitantes por kilómetro cuadrado), pero con numerosas comarcas rurales inmersas también en una tendencia acelerada de despoblamiento.

Esta situación condiciona de manera directa el presente y futura de la actividad agraria en gran parte del medio rural y constituye una de las mayores preocupaciones para UPA.

UPA ha estrenado, durante el tramo final de 2019, la película documental “Barbecho. En el corazón del despoblamiento”, un largometraje que supone el mayor retrato sobre la problemática de la despoblación, en el que diversos expertos y protagonistas analizan el fenómeno y apuntan a sus soluciones.UPA ha trabajado en el marco del Foro de Acción Rural en una serie de propuestas a diversas instituciones con el objetivo de abordar este problema. Entre ellas, impulsar el modelo de agricultura y ganadería familiar sostenible, asegurando su reconocimiento y protección.

UPA se ha adherido a la Coordinadora de la España Vaciada, apoyando el paro rural realizado el 4 de octubre, como continuación de la histórica manifestación celebrada el 31 de marzo en Madrid. Acciones todas ellas que configuran un año histórico en un proceso de empoderamiento y orgullo rural que será reforzado en 2020.

Los agricultores y ganaderos asumen grandes riesgos en su trabajo diario, a menudo sin ser demasiado conscientes de ello. De enero a octubre de este 2019 se han producido 30.666 accidentes de trabajo en el sector primario. De ellos, 382 fueron graves y 43, mortales. Si nos fijamos en los índices de incidencia (número de accidentes por cada 100.000 trabajadores) en 2018 se produjeron en el sector primario 5.297 accidentes por cada 100.000 trabajadores, muy por encima de la media total nacional de 3.408. Dentro de la actividad agraria, es el trabajo con los cultivos leñosos (frutales, viñedo, olivar, frutos secos…) el que presenta mayor siniestralidad, con más del 30% de los accidentes, seguido de los cultivos en suelo, como los herbáceos o las leguminosas, que acumularon el 26% de los siniestros, y la ganadería, con un 12% de los accidentes. Los datos del año 2018 nos dicen que los principales motivos que provocaron los 35.400 accidentes de trabajo en el sector primario en España en ese año fueron los sobreesfuerzos del sistema musculoesquelético, choques contra objetos o maquinaria, cortes o golpes contra elementos punzantes y los accidentes de tráfico. Lo peor, las muertes de personas mientras trabajaban en el sector agrario, que aumentaron a 75 personas en 2018 frente a las 67 de 2017.

Comienza el decenio de la agricultura familiar
Comentarios