lunes 6/12/21

como en el viejo riaño

Mesón Hostal Riaño. Avenida San Ignacio de Loyola, 76, 24010 León

Riaño vive más allá del nuevo pueblo grande que trepó la ladera para escapar de la losa del agua. Riaño, el viejo Riaño, habita todavía en los vecinos que se llevaron sus recuerdos, sus costumbres y sus usos. Como Enrique Carril y Gloria Reyero, a quienes obligaron a cerrar el supermercado Reyero, tiraron para León y asentaron la embajada en la avenida de San Ignacio de Loyola, en el barrio de Pinilla. Mesón Riaño, colocaron por si había alguna duda en el cartel que el próximo 6 de diciembre cumplirá 33 años, ahora con la segunda generación al frente. Aunque nada ha cambiado. Gloria, Carlos y Eloy mantienen el pulso guiados por el ejemplo que mamaron al pie de un negocio familiar basado en «una cocina de productos de primera calidad a un precio asequible». «Como la que se hacía siempre en casa, sin grandes pretensiones», resumen para dar fe de una receta en la que se reconoce el carácter montañés.

La oferta del Mesón Riaño evita los artificios para centrarse en la mesa. No hay engaño alguno. Quien va a comer, come como en el viejo Riaño. La oferta apuesta por el menú del día a 11 euros, con tres primeros y tres segundos a elegir, siempre con un plato de cuchara con legumbres de León y opciones de carne de la zona de Riaño. La pizarra se mantiene de lunes a viernes para comer y hasta el jueves para cenar, y se complementa con el cocido de los sábados, a 13 euros, que no conviene perdérselo si uno quiere recordar cómo se cocina este manjar en la montaña. Por encargo, se ofrece además cocido de Arvejos y una amplia carta de raciones todos los días en la que destacan el calamar de potera, las croquetas caseras, las zamburiñas a la plancha, la ensalada de cecina y queso de cabra, el pulpo a la gallega, los escalopines al queso de Valdeón y la cecina de chivo en temporada, que coincide ahora. El negocio abre de lunes a sábados a media tarde, desde las 06.00 horas para dar sustento al complemento del hostal, ubicado en la fachada opuesta, en el número 91 del paseo de Salamanca, que ofrece 24 habitaciones totalmente acondicionadas con tele, baño, wifi y piscina en zonas comunes.

como en el viejo riaño
Comentarios