martes. 29.11.2022

La emocionante ruta que recorre el embalse del Porma y los pueblos de Rucayo a Utrero tiene un equipo detrás muy amplio. Sin él, no habría sido posible realizar este recorrido literario.

La idea surgió del IES Pablo Díez, en Boñar gracias al proyecto Erasmus Plus K229 Euroentornos, una red de cooperación entre los centros educativos rurales coordinada por ese instituto con la colaboración de otras tres escuelas de Francia, Italia y Polonia. El objetivo es que los más jóvenes se identifiquen con un sentimiento de pertenencia por los lugares en los que han nacido y vivido y así conseguir que se establezcan en los pueblos y acabar con la despoblación que asola a la provincia de León.

La versión instrumental de ‘Viva la montaña’, el himno popular que acompaña a los textos declamados por los profesores del centro de enseñanza de Boñar y Julio Llamazares, es interpretado por el Trío Adagio. La creación artística es obra de Alejandro Saéz de Miera y Pablo Pino y fue diseñada por BEestudiographic.

El Ayuntamiento de Boñar instaló y transportó las siluetas de corte natural y los atriles, y financió el proyecto junto con la Unión Europea. La Fundación Cerezales Antonio y Cinia facilitó la grabación de los audios cediéndonos su espacio y sus recursos técnicos y humanos (Iván Díez Álvarez). La página web elecodelamontaña.com en la que se puede encontrar toda la información sobre la ruta fue diseñada por José Ángel Torrijos Paraíso BEestudiographic. El proyecto está financiado íntegramente por el Ayuntamiento de Boñar y la Unión Europea a través del proyecto Erasmus Plus Euroentornos.

El eco que hizo posible la montaña
Comentarios