lunes 26/7/21

FAMILIARIZARSE CON LA CIENCIA

CONTACTO CON LA BIOTECNOLOGÍA. Más de 260 estudiantes leoneses han descubierto qué es la Biotecnología gracias al proyecto Biotechnofarm, que en León desarrolla la asociación Able. Consiste en un taller científico repartido en dos sesiones, que se imparten en el centro educativo y un cursillo que se realiza en la Universidad de León. El próximo mes toca laboratorio
DI28P5F2-12-07-58-0.jpg

Las once asociaciones de estudiantes de bbiotecnología que forman parte de la Federación Española de Biotecnología (FEBiotec) organizan por undécimo año consecutivo las jornadas de

divulgación Biotechnofarm. Este proyecto nació en base a iniciativas similares en Sevilla y Valencia, pero fue en 2009 cuando tuvo su prueba piloto. Desde entonces han llegado a más de 10.000 alumnos de 21 provincias y la cifra va creciendo, según explica Diego Sobrecueva, de LogiosMedia

Las jornadas consisten en dos sesiones, una clase teórica en el aula y una clase práctica en el laboratorio, orientadas a alumnos de 4º de ESO y 1º de Bachillerato. Gracias a la colaboración

de la Universidad de León, que cede las aulas necesarias para la realización de la parte práctica, y a los alumnos voluntarios, que colaboran impartiendo las clases y coordinando a los alumnos, estos cursos son totalmente gratuitos para los centros. A su vez, la Asociación de Biotecnólogos de León (ABLe) es quien coordina el proyecto Biotechnofarm en León.

«El objetivo de esta iniciativa es divulgar la biotecnología entre los más jóvenes para demostrar la importancia que tiene en el desarrollo de la ciencia y de la sociedad. La biotecnología tiene

muchas aplicaciones en elementos de uso diario como salud y alimentación y, a pesar de ello es una de las grandes desconocidas de la familia de la ciencia. De esta forma, el proyecto sirve

también como una forma de orientar a los estudiantes en la elección de una carrera y enseñar en qué consiste el grado en Biotecnología, lo que para muchos es un misterio», explica.

Las primeras sesiones de Biotechnofarm han pasado por siete centros escolares de la ciudad de León, en los que han participado 264 alumnos. En estas sesiones algunos voluntarios del proyecto se desplazaron hasta los diferentes centros educativos inscritos en el proyecto y, durante dos horas aproximadamente, se trataron la Biotecnología y aspectos relacionados, dejando claros conceptos como «transgénico» o «vacuna».

En muchas ocasiones, las sesiones dan paso a dudas sobre selectividad, la universidad o el grado de Biotecnología. «Los voluntarios están más que dispuestos a responderlas, aportando su propia experiencia, rememorando sus tiempos de instituto», concluye Sobrecueva.

El objetivo de Biotechnofarm es fomentar la cultura científica y la innovación en la sociedad, con una visión actual del trabajo científico en la sociedad, intentando generar curiosidad al respecto y haciendo notar la importancia de la innovación en los diferentes campos que abarca la biotecnología.

También realizar experimentos próximos al trabajo de los científicos en los laboratorios y en la industria, de forma que sean a la vez didácticos y divertidos. Con esta experiencia el estudiante pasa un rato ameno a la vez que adquiere conocimientos.

Se pretende también hacer llegar a los jóvenes una postura crítica respecto a los avances científicos, procurando darles unas nociones mínimas para que puedan buscar información y generar una opinión. Y, por supuesto, fomentar las vocaciones científicas.

FAMILIARIZARSE CON LA CIENCIA
Comentarios