martes 24/5/22
Rutas de leyenda

La magia de ancares

Es uno de los escenarios más bellos de la Península Ibérica. La Reserva de la Biosfera de los Ancares Leoneses se encuentra dentro de la comarca de El Bierzo y es uno de los elementos más significativos tanto naturales, como antropológicos de la comarca. Prendidas a lo largo de los municipios de Candín, Peranzanes, Vega de Espinareda y Villafranca del Bierzo, habitan dos rutas que permiten a los senderistas habitar paisajes únicos en España.
                      Imagen de los petroglifos descubiertos en los Ancares, palloza típica del pueblo de Balouta y un corzo, uno de los animales salvajes que pueden contemplarse en esta zona de la provincia

Los Ancares leoneses son una joya natural y patrimonial, un lugar en el que los hombrs grabaron a sus dioses, sus miedos y sus plegarias sobre las piedras y que hoy todavía se muestran con orgullo para los turistas capaces de escuchar el hilo del tiempo en las cumbres montañosas. Casi inaccesible hasta el siglo XX, sus espacios se han mantenido inalterables, lo que permite al visitante disfrutar de un territorio casi virgen, con costumbres y arquitectura singulares.

Allí están las pallozas de Balouta, un pueblo mágico cuyos recursos antropológicos son la auténtica señal y distinción de los Ancares. Desde la pinturas rupestres de Peña Piñera, a las que se accede desde Sésamo, hasta las Pallozas, construcciones características de los Ancares con un posible origen prerromano. Las podemos encontrar bien conservadas en Pereda de Ancares o en Balouta. En Campo del Agua, un lugar que fue icónico para la conservación de las Pallozas, están en relativo deterioro. Los recursos naturales tampoco pasan desapercibidos, la presencia del oso pardo así como los rebecos y cabras montesas en las altas cumbres son característicos.

                      ana f. barredo
Imagen de los petroglifos descubiertos en los Ancares. ANA F. BARREDO

Los castaños y robles centenarios nos indican el grado de conservación que tienen en estos bosques. Concentra una gran variedad de árboles milenarios, sotos de castaños, hayas, robles, abedules, avellanos y chopos, entre muchos otros. Además, es el hábitat de hasta 48 especies, muchas de ellas protegidas, entre las que se incluyen corzos, rebecos, jabalíes, ciervos, osos pardos y gatos monteses. Destaca la presencia del urogallo, ave insólita que pervive desde la era glaciar y que desde 1986 se encuentra protegida para evitar su extinción. La gastronomía se caracteriza por ser calórica, destacando el caldo ancarés, los asados ,calderetas y las castañas. La propuesta de senderismo nos llevarán a subir dos de las cumbres más significativas de Ancares.

                      DZ1P2F4-19-51-32-5.jpg
Palloza típica del pueblo de Balouta. ANA F. BARREDO

La ruta al Miravalles

La ruta al Miravalles comienza en Balouta, pequeño pueblo en la vertiente norte de los Ancares, donde podremos encontrar unas preciosas y bien cuidadas pallozas, algunas incluso visitables. Desde Balouta situado a 1.100 metros se puede ascender al Miravalles de 1.970 metros por varias vertientes siendo todas de una gran belleza. Las rutas nos llevarán a estar caminando entre tres comunidades autónomas: Galicia, Asturias y Castilla y León. Durante el camino atravesaremos bosques de roble y avellano hasta llegar a las crestas que nos llevarán hasta la cima, desde donde podremos ver tanto los valles de Balouta, como el de Candín o Peranzanes.

                      DZ1P2F3-19-51-11-0.jpg
Un corzo, uno de los animales salvajes que pueden contemplarse en esta zona de la provincia. ANA F. BARREDO

La ruta al Pico Cuiña

La ascensión al Pico Cuiña de 1.992 metros desde el Puerto de Ancares es una de las rutas más fáciles y asequibles que se pueden hacer en Ancares para admirar la belleza de los paisajes glaciares. La ruta puede alargarse para visitar el Campanario o Dos Hermanitos, como también se conoce, una pared y caída impresionante al circo glaciar del Cuiña. También podemos bajar a la laguna glaciar del Cuiña o Pozo Ferreira o ampliar la ruta hasta el límite con Galicia en la Peña Longa de 1.900 metros.

La magia de ancares
Comentarios