viernes 27/5/22

Hasta ahora, la misión encomendada al Centro de Emergencias de Castilla y León era atender las llamadas que los ciudadanos realizan a través del número 112 —insisten en que no se diga ‘ciento doce’ sino ‘uno-uno-dos’—, determinar qué tipo de emergencia es y el lugar dónde se produce y avisar a los organismos necesarios para resolver esa emergencia: fuerzas de seguridad, bomberos, emergencias sanitarias, agentes medioambientales, Protección Civil... A partir del verano, el 112 emitirá alertas a los ciudadanos avisando de una emergencia en la zona en la que se encuentra.

En el servicio clásico del teléfono de emergencias, la persona que atiende la llamada comunica lo que sucede en tiempo real por vía telemática a los centros coordinadores de los organismos que tengan que intervenir, ya sean Emergencias Sanitarias de Sacyl, bomberos o fuerzas de seguridad.

Si una persona necesita atención sanitaria, la llamada se transfiere de inmediato con un médico o un enfermero  de Emergencias Sanitarias, quien, a través del teléfono, da indicaciones de cómo ayudar a los heridos o enfermos hasta la llegada de una ambulancia y los servicios médicos. Mientras la persona que ha realizado la llamada habla con el personal sanitario,  la asistencia ya está de camino.

El centro de emergencias 112 no descansa, trabaja las 24 horas del día todos los días del año, es un servicio 24/7/365. Atiende a una media diaria de 2.600 llamadas e informa a los organismos de emergencias de unos 840 incidentes diarios. Las llamadas, además de en español, se atienden en todos los idiomas: siempre hay al menos un operador en cada turno que habla inglés, francés, alemán y portugués y, además, el 112 de Castilla y León tiene un servicio de teletraducción capaz de atender las llamadas en 51 idiomas. El tiempo medio de respuesta a una llamada está ahora en cinco segundos y la gestión para determinar cuál es la emergencia, en qué lugar ocurre, y avisar a los servicios que tienen que intervenir se resuelve en 63 segundos.

El centro 112 de la Comunidad tiene más de un centenar de profesionales. En veinte años de funcionamiento —empezó el 21 de enero de 2002— ha atendido cerca de 30 millones de llamadas y se han introducido numerosas mejoras tecnológicas para facilitar la gestión de las emergencias y reducir los tiempos de atención en las llamadas. Se ha implantado el sistema Ecall, que permite conocer la localización exacta de un vehículo en caso de accidente, la app My112, a través de la que ya se pueden mandar mensajes masivos a la población y obtener las coordenadas GPS de una persona que contacta con el centro de emergencias en caso de accidente e incluso conocer el ‘tracking’ que ha realizado.

Las personas con dificultades de audición o de habla pueden acceder a través de SMS y desde el 8 de noviembre de 2021 el Sistema de Localización Móvil Avanzada (AML) permite geolocalizar con precisión las llamadas realizadas desde un teléfono móvil.

Su sede está en Valladolid, desde donde se atienden todas las llamadas de emergencia de la Comunidad. No hay ningún centro ni en León ni en las otras provincias de CyL.

En 2021, el 112 atendió en la provincia de León 49.068 incidentes de los 307.242 de la Comunidad. La mayor parte por incidentes en los domicilios, que necesitaron asistencia sanitaria, seguido de incidentes en lugares públicos y accidentes viales sin heridos. Hubo 189 asistencias por atropellos, 112 incendios en viviendas, 74 rescates de montaña y 703 consultas por coronavirus frente a las 1.173 por covid del año anterior.

LA NUEVA MISIÓN
Comentarios