viernes 21/1/22

«En León, unas 35.000 viviendas pasarán de central a individual»

LUIS CID-FUENTES. Presidente de Anirca

Luis Cid-Fuentes es el presidente de la Asociación de instaladores de repartidores de costes de calefacción (Anirca). Tiene claro que la nueva normativa que regula la contabilización de consumos individuales en instalaciones térmicas de edificios tiene mucho que aportar a los usuarios.

—¿Qué ventajas tiene la nueva ley?

—Claramente, su objetivo es ahorrar energía y que cada vecino pague sólo por la calefacción que consuma. De esta forma, se evita el derroche y el que siga derrochando lo pagará de su bolsillo. Otra de las ventajas es que se controla el consumo y se ahorra energía y dinero. Hemos calculado que el ahorro por vivienda ronda los 200 euros al año. También otro punto fuerte es que con los cambios se consigue reducir las emisiones contaminantes.

—¿Qué cifras de afectados se manejan?

—En Castilla y León hay unas 200.000 viviendas obligadas a cambiar de calefacción central a individual y en León, unas 35.000.

—¿Qué características especiales tiene León con respecto a otras provincias?

—La zona climática en la que se encuentra la vivienda es un factor importante. León está en la zona climática E, que es la más fría de todas.

—¿La nueva normativa supone el fin de la calefacción central?

—Supone el fin de la calefacción central tal y como la conocemos y busca evitar el despilfarro que se produce en muchas comunidades de vecinos. Con esta medida se beneficiarán las viviendas que hayan invertido en aislamientos, se obtendrá un censo de radiadores del edificio para identificar posibles instalaciones adicionales y en las viviendas alquiladas se podrá repercutir el coste al inquilino.

—¿Qué otras novedades contempla la nueva ley?

—El decreto también establece que, siguiendo con los criterios de eficiencia energética, será obligatorio que los contadores individuales o repartidores de costes dispongan de un servicio de lectura remoto, de forma que se pone fin a las lecturas estimadas.

— Qué fechas se manejan para implementar los cambios?

— El 1 de febrero de 2021 es el plazo de obligado cumplimiento para solicitar presupuesto a una empresa instaladora, en el caso de edificios de uso diferente al de vivienda y en la zona climática E, para construcciones de 20 o más viviendas La fecha va cambiando en función de determinados factores, Después, si el presupuesto determina que es obligatorio el cambio, hay un plazo de 15 meses para poner los contadores individuales o repartidores de costes de calefacción. En cualquier caso, el 1 de mayo de 2023 es la fecha límite para que todas las viviendas que no hayan sido declaradas exentas tengan instalados los sistemas de individualización y contaje.

—¿Supone un aumento de costes para el usuario de calefacción central?

— Se puede hacer por menos de un euro al mes por radiador. Precio en el que se incluye el suministro, la instalación, la lectura y la facturación.

—Algún consejo para quienes deban acometer los cambios?

—El usuario debe verificar que quien se encarga de los cambios es una empresa instaladora fiable, que ofrezca garantías de calidad como puede ser un sello como Aenor.

«En León, unas 35.000 viviendas pasarán de central a individual»
Comentarios