martes. 28.06.2022

León abre paso de una vez a la Ronda Interior

Las demoliciones dejan sitio para iniciar antes de final de año la construcción del vial

El camino de la Ronda Interior acorta su distancia sobre el terreno. Cuarenta años después de que fuera concebido el proyecto en los despachos, la ejecución efectiva avanza con hitos a los que agarrarse más allá de las promesas políticas. La infraestructura deja de ser un trazo sobre un plano para encontrar su ubicación en el espacio dejado por la demolición de las casas encuadradas en la primera fase. Apenas quedan la mitad ya de los inmuebles que formaban la manzana delimitada por las calles Fernando I y Alfonso el Justiciero, que antes de final de año se espera que quede expedita para dejar paso a la nueva calle que desahogará el tráfico de la plaza del Espolón y, como consecuencia, liberará a la muralla del paso de los vehículos.

El proyecto se apoya en la suma de las expropiaciones de los terrenos que durante todos estos años se han mantenido «fuera de ordenación», como figuraban en el plan general. Con una partida de 1,7 millones de euros en los presupuestos de este año, a mayores de los 1,4 millones del ejercicio precedente, el Ayuntamiento de León dispone de crédito suficiente para afrontar el pago de las facturas que siempre se utilizaron como argumento para justificar los aplazamientos sucesivos de la actuación.

El obstáculo se supera ahora con los recursos propios, que liquidarán las expropiaciones, Como complemento, el Ayuntamiento de León cuenta con los fondos Edusi de la UE para asumir el abono de los trabajos de construcción de la Ronda Interior. El proyecto parte con un presupuesto base de licitación de 1.756.493.69 euros por debajo del cual han presentado sus ofertas las seis empresas interesadas. El adjudicatario se espera que esté resuelto como muy tarde en verano para comenzar de manera inmediata las labores de ejecución, que disponen de 8 meses de plazo para llegar a tiempo en la primavera de 2023.

El estreno probará la efectividad de la infraestructura, definida por medio de un vial con dos carriles, uno en cada sentido, y otro auxiliar desde el que se accederá a la zona de aparcamiento diseñada para que estacionen en batería de 27 vehículos. La Ronda Interior se rematará con un pequeño espacio adoquinado, bancos, nuevas luminarias y arbolado, 40 años después.

León abre paso de una vez a la Ronda Interior
Comentarios