jueves 19/5/22

Lorenzana, misión: salvar las tradiciones y oficios

La cita de septiembre con puestos de artesanía y agroalimentación acumula diez ediciones e incluye desfile de pendones y comida popular
                      Cuadros impulsa en Lorenzana desde 2011 la Feria de artesanía Jaime Díez Fernández. MARCIANO PÉREZ
Cuadros impulsa en Lorenzana desde 2011 la Feria de artesanía Jaime Díez Fernández. MARCIANO PÉREZ

«Que nadie derrumbe a la vieja costumbre, que no se pierda, que no se olvide». Cumpliendo ese sabio refrán, el Ayuntamiento de Cuadros sigue dando pasos para honrar las tradiciones y ensalzar lo etnográfico. Lo hizo con un museo, lo hace con una feria y lo hará con un parque con senderos donde se exhibirán piezas antiguas de labranza y de oficios a la entrada de la localidad de Lorenzana donde quedó en desuso un tramo curvo de la vieja carretera a Caboalles. La idea es ofrecer un espacio museístico al aire libre a los alumnos de los colegios y amantes de las tradiciones, que incluirá etiquetas QR con explicaciones y árboles autóctonos.

Y es que Cuadros lleva en su ADN la recuperación del patrimonio histórico y de los oficios antiguos en un municipio moderno. Ya ha adjudicado la ampliación de su curioso Museo Etnográfico ubicado también en Lorenzana con un nuevo edificio como Centro de Tradiciones y Artesanía. El alcalde, Marcos Martínez Barazón, destaca que fue el primer museo de esas características en León, que sus piezas fueron recopiladas con mimo durante años y que el paso natural ahora es ampliarlo con unas instalaciones valoradas en 200.000 euros para mostrar el trabajo en cuero, en barro, en madera, la estampación, los abalorios... La semilla para convertirse en guardianes de las tradiciones culturales y de los oficios manuales ya se plantó en 2011 con el impulso a la feria de artesanía en las fiestas del Santísimo Cristo de la Vera Cruz. La cita se ha ido repitiendo cada mes de septiembre en Lorenzana excepto en 2020 en que el covid frustró todo. La feria se bautizó como Jaime Díez Fernández, en reconocimiento a uno de los grandes impulsores de este tipo de actividades y presidente de Lorenzana. Incluye demostraciones de artesanos y un espacio propio para los pequeños denominado Concha Casado, donde pueden realizar todo tipo de talleres y meterse en harina. «Empezamos con 30 expositores y hoy ya son un centenar», indica el regidor. La feria se desarrollará en el parque de la Iglesia el segundo domingo de septiembre en una jornada que se completa con un desfile de pendones, bailes regionales y una concurrida comida popular.

Además de artesanos tradicionales de madera, mimbre, barro, cuero o textil, no faltan quienes elaboran castañuelas y otros instrumentos musicales, esmaltes, vidrio, jabones, bisutería o telas estampadas. Acuden también numerosos productores agroalimentarios con elaboraciones de miel, chocolates, quesos, yogures y cuajadas, embutidos, hojaldre, dulces, vinos y licores. Un variado conjunto de artesanos locales, de otras provincias y hasta de otros países que no solo muestran a los visitantes los productos de antaño, sino también otros de plena actualidad. También se podrá visitar será el museo, que se ha ido nutriendo con donaciones de los vecinos de Lorenzana y de otros pueblos de la comarca. A la colección etnográfica se añaden una serie de elementos interpretativos que permiten interactuar con aquellos contenidos que resulten más atractivos.

Lorenzana, misión: salvar las tradiciones y oficios
Comentarios