sábado 27/11/21

Más Bierzo, más Comunidad

El nuevo Convenio Marco firmado con el Consejo Comarcal ha fortalecido el reconocimiento del único territorio singular reconocido en el Estatuto de Autonomía, a lo que se ha unido la primera visita del presidente de la Junta a la institución
                      Negociaciones a tres bandas Junta, Consejo y Diputación para el acuerdo sobre el nuevo Convenio. DE LA MATA
Negociaciones a tres bandas Junta, Consejo y Diputación para el acuerdo sobre el nuevo Convenio. DE LA MATA

La presente legislatura ha dotado al Bierzo de más contenido institucional y político no sólo gracias a la firma del nuevo Convenio Marco entre la Junta de Castilla y León y el Consejo Comarcal sino también con la visita del presidente Alfonso Fernández Mañueco a la sede de la institución berciana en Ponferrada el pasado 14 de febrero de 2020, la primera de un mandatario de la administración autonómica en sus 30 años de historia.

El Estatuto de Autonomía de Castilla y León reconoce la idiosincrasia del Bierzo cumpliendo el deseo de los bercianos de dotarse de una institución propia. Por eso, ese nuevo Convenio Marco, impulsado desde la Consejería de Presidencia, era más que necesario para establecer la ‘hoja de ruta’ para alcanzar nuevas competencias y desarrollar otras que el Consejo viene gestionando desde hace décadas.

El acuerdo fue firmado el pasado 30 de octubre de 2020 por el presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente del Consejo Comarcal del Bierzo, Gerardo Álvarez Courel, en Villafranca, la antigua capital de la comarca. Al acto acudió también el consejero de Presidencia, Ángel Ibáñez, entre otras autoridades.

El nuevo Convenio Marco es el tercero en la historia de la institución berciana y llegó después de más de 10 años desde el anterior. El acuerdo aspira a dar, según la Junta, un triple impulso a una zona de la Comunidad que nadie duda que tiene una fuerte y arraigada personalidad, tanto por orografía como desde un punto de vista social, cultural y hasta económico. En primer lugar, según remarcan esas fuentes de la administración autonómica, supone un impulso económico, con un incremento de la financiación de al menos 1,2 millones de euros durante la vigencia del Convenio, con efectos desde 2020. En segundo lugar, competencial, ya que ampliará la capacidad de actuación del Consejo Comarcal en promoción económica y empresarial, cultura, formación, igualdad o gestión del Fondo de Tierra. Y en tercer lugar, institucional, con la integración de representantes del Consejo en los órganos sectoriales de empleo, medio ambiente y urbanismo y servicios sociales. Asimismo, también abrió la puerta para la designación de un vocal propio en el Consejo de Cooperación Local de Castilla y León, cuya normativa ya ha sido reformada.

En el acto de la firma en Villafranca del Bierzo, y aunque no estuviera recogido en el acuerdo, el presidente de la Junta mostró también su apoyo para iniciar los primeros pasos para que el Consejo Comarcal se dote de una sede propia. Algo que Gerardo Álvarez Courel y losconsejeros de todos los grupos ha venido reclamando en los últimos años.

Fernández Mañueco no olvidó tampoco en el acto que la firma se llevaba a cabo en tiempos nada fáciles, en plena pandemia, con el deseo de poner en común aspiraciones y anhelos por encima de ideologías o intereses particulares. Además, este convenio se firma precisamente cuando está cerca el 200 aniversario de la declaración de la provincia del Bierzo, con Villafranca del Bierzo como capital (1822), una fecha simbólica para defender la modernización de la comarca, según Mañueco.

El tercer Convenio Marco de colaboración (2020-2023) que regula las relaciones interadministrativas entre la Comunidad de Castilla y León y la comarca, tras los firmados en 2003 y en 2009, se encontraba prorrogado y recoge algunas novedades. Destaca, en primer lugar, el incremento de la aportación dineraria en 300.000 euros al año, siendo la cuantía base anual de 2.045.000 euros. Esto supone un incremento mínimo en los cuatros años de vigencia del convenio de 1.200.000 euros, cantidad que se podrá aumentar, en su caso, cada año con las cuantías que corresponda de su actualización.

La estructura y contenido de dicho Convenio Marco repite la estructura del anterior de 2009 en torno a cuatro grandes ejes: Financiación de los Gastos Corrientes del Consejo Comarcal; Inversiones Generales; Inversiones Sectoriales; Desarrollo competencial y colaboración institucional.

En cuanto a las aportaciones económicas para gastos corrientes, se destaca un nuevo criterio en las actualizaciones anuales a las que se aplicará el índice de evolución previsto para la financiación de las entidades locales vinculada a ingresos impositivos de la Comunidad de Castilla y León con el límite de la Ley de Estabilidad y disciplina presupuestaria.

En relación a las aportaciones económicas para inversiones generales, el convenio recoge como novedad establecer el compromiso de promover las modificaciones para la flexibilización del régimen de justificación de estas ayudas permitiendo que tengan un carácter plurianual, así como en relación con las aportaciones económicas para inversiones sectoriales serán sufragadas al 100 % de su coste mientras el Consejo no tenga capacidad impositiva.

El convenio introduce también novedades en relación con el desarrollo competencial de la Comarca, que se ampliará en ciertos ámbitos como la promoción de la actividad económica de la comarca, información y asesoramiento al emprendedor y empresa del medio rural, promoción de la lengua gallega, la identificación en el Registro de los Bienes de Interés Cultural que pertenecen a la comarca del Bierzo, gestión del Fondo de Tierra, la titularidad de una escuela de formación juvenil, un centro de información juvenil y desarrollo de actividades juveniles, la constitución de un órgano o comisión de participación y consulta relativa a la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres o formación continua en materia de igualdad de género.

Más Bierzo, más Comunidad
Comentarios