lunes. 04.07.2022

LOS MIL ESTILOS DE LUCILLE

La cantante presenta su espectáculo ‘Lluvia con Sol’, título de su último sencillo y punto de partida de su carrera en solitario que estrena junto a su primer álbum, donde combina los grandes géneros

I Irradia optimismo y seguridad por todas partes. Quizás sea porque además de su poderosa voz (viene de cantar música negra, soul, blues...) su trabajo que conlleva preparar todo lo musical, ya que Lucille cuida todos los detalles, desde sus originales y cambiantes puestas en escena de estética retro setentera, con toques glam, que incluye vestuario y videoclips, porque como ella afirma en esta entrevista: «Nunca sabes en lo que más se va a fijar el público. Todo comunica, todo habla de tí, con todo trasmites, la gente quiere ver espectáculo, algo especial, algo de magia».

—¿Como te presentas como artista?

—Soy cantante y compositora, lo de Hurt es la abreviatura de mi apellido, Hurtado. Nací en Zapopan, del estado de Jalisco y desde pequeña, en mi casa, hubo mucha cultura musical. A mi papá le encantaba la música (coleccionaba discos de vinilo) en especial, el soul, la música negra, el jazz, el rock..., así que me familiaricé mucho con estas músicas de los setenta, Etta James, Aretha Franklin, Jackie Wilson, Tina Turner, junto a otros sonidos como los de las bandas sonoras de Ennio Morricone, géneros musicales que calaron en mí y claro, acabé formando mi propia banda de música negra.

— ¿Cómo derivaste a dar ese paso, de liderar una banda a estar en solitario?

—Hace unos dos años, y tras recorrer Europa con mi banda de soul, tenía ganas en hacer mi propia música, investigar otros géneros, experimentar, quería crecer... Me sentía ya ajena cantando siempre en inglés, necesitaba cantar en español, que es mi lengua materna y en la que pienso. Quería abrir mi abanico musical, indagar en la bossa, hacer música con toques más folclóricos, más intimista, pero sin dejar la base afroamericana, que va siempre en mí porque es lo primero que empecé a cantar. Necesitaba hacer otras músicas distintas... ¡La vida es muy cortita para hacer siempre lo mismo! (ríe).

—¿Cómo defines tu música, ahora en solitario?

—Es difícil de englobar en un género musical porque es muy ecléctica, hago un poco de todo: soul, blues, reggae, bossa, folk, necesito cambiar porque si no me aburro. Yo le he puesto una etiqueta “smartpop”, que tiene la acepción de elegante, lo que hago es pop elegante. Todo lo que hago es música popular, por ejemplo, los ritmos latinos, así suavecitos... todo eso lo he englobado en ese concepto que considero géneros elegantes de ahí definirla como “Música Popular Elegante con aroma retro».

—«Sendero azul’, ‘Ven’ y ahora ‘Lluvia con sol’ son temas ricos en sonidos y matices con un toque especial.

—Si, es un tema que compuse una tarde sentada en el balcón de mi casa tocando mi guitarra, medio triste, mientras sentía la pena de vivir a más de 9.000 kilómetros de mi familia… y de mi México. Sentimientos encontrados, agridulces, eso es Lluvia con sol una dulce paradoja como esta pieza suave, íntima, con aires folk...

—¿Por qué elegiste España para instalarte...?

—Cuando vivía en México estaba muy centrada en el mundo de la moda y tenía muchas ganas de conocer más cosas... Me atraía mucho España. Cuando llegué aquí, en marzo de 2009, trabajé en la moda hasta que me surgió la oportunidad de la música y empecé con la banda de soul. Hicimos muchas cosas. Actuamos por toda España, Portugal, Francia, Bélgica, Holanda..., íbamos a festivales importantes de música negra, de soul, que estaban, y siguen estando, muy de moda. Disfruté y aprendí muchísimo. Me formó en la artista que soy, me siento muy privilegiada.

—¿Cantas, compones la música, las letras, los arreglos...?

—Yo compongo mis canciones, hago la letra, la música y los arreglos...yo lo hago todo, y luego me las producen, claro. Voy acompañada, llevo siempre una banda de ocho o nueve músicos, pero también hay lugar para temas íntimos, más folk, en los que solamente canto con guitarra o piano.

—Estás ahora de promoción en Madrid con tu nuevo proyecto ¿y después?

—Después de Madrid, voy a México para hacer la gira de presentación del disco y se especificaran las fechas de los conciertos de cara al otoño. De momento, ese es mi foco porque tengo una conexión muy especial con México, primero porque soy mexicana y porque quiero seguir creciendo en mi tierra, lo necesito, y porque existe una gran hermandad entre estos dos países porque, por encima de todo, tenemos mucha herencia. Mi foco ahora está en estos dos países que me han dado cosas muy bonitas.

—Parece como si después de esta larga década en España sintieras nostalgia por tu tierra, ¿necesitas ‘volver’? (como la ranchera)

—(Lucille entona inmediatamente los dos primeros versos del famoso estribillo). Pues sí. Llevo en Madrid más de doce años. Estoy en una etapa de mi vida que por muchas razones, en lo personal y en lo profesional, necesito volver a México, allá tengo mi familia, mis raíces. La vida te va llevando por muchos sitios y de repente te das cuenta de que necesitas volver.

—¿En qué te inspiras para tus letras?

—En cosas que he vivido, que he experimentado, hablo mucho de mi, de mi vida, de lo que siento...Me gusta mucho la poesía de Antonio Machado, hay unos guiños a él, a sus orillas del Duero en Sendero azul.

—Tienes una voz impresionante, haces lo que quieres con ella, se nota que vienes de cantar música negra. Pero además de tu sutileza, de tu elegancia trasmites la seguridad de quién cree en lo que hace ¿es así?

—(Ríe) Gracias. La he adquirido después de mucho trabajo, de caer y levantarme muchas veces, como todos… Yo ya he pasado la etapa de decir «no puedo».

LOS MIL ESTILOS DE LUCILLE
Comentarios