miércoles 8/12/21

La población infantil y preadolescente se ha infectado poco del virus. La protección ha sido clave. Una seguridad que ha tenido su cara b en otros aspectos de la vida. «Los preadolescentes estaban empezando a salir con sus amigos y de pronto todo eso se ha cortado. Les encerramos y no se les deja salir más que con la familia. Esos niños lo han pasado muy mal», comenta la pediatra Montserrat Rodríguez, vocal de la Sociedad de Pediatría de Atención Primaria de Castilla y León en la provincia leonesa.

«No han cogido infecciones de coronavirus pero arrastran problemas psicológicos», explica. Rebelarse en casa más de lo que ya es propio de la edad, autolesiones, problemas de depresión y ansiedad en edades tempranas son algunos de los síntomas que se ven en las consultas de pediatría a raíz de la pandemia.

«Se cortaron también las actividades extraescolares, los equipos deportivos, todo lo que les relacionaba con sus amigos», abunda la pediatra.

«Los niños lo han pasado mal por la ruptura de sus relaciones»
Comentarios