martes. 28.06.2022

La osa atacada por un macho está viva

El operativo desplegado por la Junta de Castilla y León localiza a la hembra herida tras una pelea con un oso que resultó muerto tras despeñarse en la Montaña Palentina
                      El equipo de la Junta busca en la cueva el rastro de la osa herida. DL
El equipo de la Junta busca en la cueva el rastro de la osa herida. DL

La osa que se despeñó en la Montaña Palentina durante una pelea con un oso pardo, que resultó muerto, sigue con vida y está refugiada en una cueva próxima al lugar del ataque, al parecer acompañada de su osezno. El operativo desplegado por la Junta de Castilla y León desde la mañana del lunes en el paraje de Santa Lucía, en la Montaña Palentina, pudo confirmar a última hora de la tarde del martes que la osa adulta sigue con vida, según ha informado este miércoles la Consejería de Medio Ambiente.

La tarde del pasado domingo, un oso adulto, en época de celo, se enfrentó a una hembra acompañada de una cría, acabando los dos adultos despeñados por un gran cortado de la Montaña Palentina de varias decenas de metros.

En la mañana del lunes se localizó el cadáver del macho, un oso pardo de 217 kilos, y desde entonces se buscaba a la osa y al osezno. A última hora de la tarde de ayer, el operativo pudo tener contacto visual con la osa adulta en la oquedad en que se haya refugiada y donde presumiblemente se encuentra también su osezno.

No obstante, no se ha podido valorar el alcance de las heridas, -que se suponen importantes dada la caída que sufrió tras el ataque del macho-, debido a la imposibilidad de acceso a la zona de la cueva donde se refugia.

Alimentos

Una vez confirmado que la osa se encuentra con vida, este miércoles los trabajos se han centrado en aportar fruta, pienso y agua en diferentes puntos de la cavidad.

También se ha continuado monitorizando la zona para, en su caso, comprobar movimientos en el exterior de la osera, con la intención de capturar tanto a la hembra, para poderla tratar de las heridas, como a la cría para lograr su supervivencia en instalaciones especializadas de la Junta hasta que alcance el peso necesario para valerse de forma autónoma.

La cueva tiene una longitud de galería de más de 15 metros, con estrechamientos inferiores a 80 centímetros y numerosos pozos verticales de diámetro inferior a 50 centímetros.

La Consejería ha explicado que ayer la prioridad del operativo era localizar y valorar si la osa adulta se encontraba con vida y, en su caso, recuperar al osezno si la madre hubiera estado muerta.

La osa atacada por un macho está viva
Comentarios