lunes 09.12.2019

PARÁLISIS EN LA CIENCIA

PARÁLISIS EN LA CIENCIA

MARÍA J. MUÑIZ | LEÓN


La ciencia española sigue perdiendo capacidades para competir con el resto de los países no sólo europeos, sino del conjunto del mercado globalizado. Y esta circunstancia lastra el futuro no sólo del negocio que genera sino también de la prosperidad. La inestabilidad política y la falta de unos presupuestos que asienten la inversión en este campo está lastrando el crecimiento de la inversión en I+D, justo cuando tenía que estar creciendo con más fuerza para recuperar el retraso acumulado durante los años de crisis económica, que tuvieron especial repercusión en las políticas inversoras en investigación. Así lo denuncia la Fundación Gadea, impulsada desde el proyecto farmacéutico creado por el leonés Gerardo Gutiérrez y que dirige José Antonio Gutiérrez.


Gutiérrez analiza la Estadística de Actividades de I+D que acaba de publicar el Instituto Nacional de Estadística. Señala para empezar que las cifras absolutas presentadas «solo traducen la continuidad del estancamiento. Sin aclarar que del gasto estatal disponible en I+D el pasado 2018, la parte procedente del presupuesto público para el conjunto de la Política 46 (I+D+i), cifrada en 7.003 millones de euros, solo fue ejecutada de forma efectiva en 3.278, es decir, el 46,8%».


Gutiérrez se pregunta entonces a dónde fueron a parar los 3g.725 millones de euros restantes. «No entendemos la razón por la que se siguen colocando desorbitadas cantidades del presupuesto (hasta un 60 por ciento) en el Capítulo 8 de Gastos Financieros, teniendo una ejecución arrastrada menguante de muchos años y que, en el 2018, fue solo del 19,7 por ciento».


Añade además que «lo etiquetado como Gasto No Financiero (Capítulos 1 al 7), que aglutina transferencias corrientes, inversiones reales, gastos de personal, gastos de capital, gastos corrientes y subvenciones, es ejecutado en un 87,4% y deja sin atender necesidades fundamentales para la buena marcha del sistema».


Todo esto significa, en opinión del director, que «no solo no nos acercamos a la media de la Unión Europea (2,3% del PIB), sino que seguiremos perdiendo capacidades para competir».


Por comunidades, País Vasco (1,96% del PIB), Comunidad de Madrid (1,71%) y Navarra (1,68%) representan el TOP3 según el porcentaje de gasto en actividades de I+D interna. Particularmente, destaca el caso de Cataluña, que se mantiene en cuarto puesto con el 1,52%, y de Castilla y León, con el 1,30%, que entra en el TOP5. Solo estas cinco comunidades superan la media nacional. Casualmente, las autonomías que hacen una mayor apuesta en términos de porcentaje de gasto en actividades de I+D interna coinciden con las que disfrutan de mejores indicadores de renta per cápita y bienestar general. «Aunque con seguridad no todas son igualmente eficientes en la ejecución de los gastos respectivos disponibles», apunta.


Desde la Fundación Gadea por la Ciencia «luchamos por cambiar la falta de aprecio de los actores del Sistema Español de Ciencia, Tecnología e Innovación por nuestras inmensas capacidades para ocupar puestos de liderazgo en el concierto global de la ciencia», señala el director de la Fundación, que se crea con la vocación de poder contribuir desde los científicos, y por ello los ciudadanos actores de la ciencia misma, a su mejor y mayor desarrollo al servicio de la sociedad.

PARÁLISIS EN LA CIENCIA
Comentarios