lunes 25/1/21

Los pueblos reclaman servicios públicos de calidad para sobrevivir

El presidente de la Diputación y cinco alcaldes coinciden en que el futuro del medio rural pasa por ofrecer una atención digna al ciudadano

Consciente de que la sangría poblacional que adolece desde hace ya muchos años la provincia de León, especialmente en su medio rural, es una de las grandes problemáticas a la que tiene que hacer frente la sociedad leonesa desde todos sus ámbitos, el Club de Prensa del Diario de León acogió el 2 de octubre la primera jornada del segundo Congreso sobre Despoblación que organiza este periódico.

Una iniciativa que busca sentar las bases de las propuestas y soluciones que pueden enderezar esta problemática que ya es endémica en la provincia leonesa debido a un éxodo poblacional que aumenta cada año. En ese sentido, el director del Diario de León, Joaquín S. Torné, —tras dar la bienvenida a todos los presentes— abrió la jornada recordando las drásticas previsiones publicadas recientemente por el Instituto Nacional de Estadística (INE) que auguran que la provincia de León perderá 61.101 habitantes en 2035, lo que arrojaría un censo de 390.000 personas, un 13,28% menos que la cifra actual de 460.001 habitantes.

Seguidamente, el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, comenzó la jornada de manera oficial con una ponencia inaugural realizando una radiografía de la pérdida que ha sufrido la provincia leonesa desde 1960 —año en el que se alcanzó el máximo registro de población con 584.594 censados— y del que desde entonces el goteo de la sangría poblacional no ha dejado de cesar. Asimismo, abordó las políticas que desde la institución provincial se están poniendo en marcha en este mandato para incentivar el asentamiento poblacional en el medio rural.

Posteriormente, llegó el turno de debate para analizar la situación demográfica de la provincia en la que participaron: el alcalde de Villablino, Mario Rivas; la regidora de Villagatón-Brañuelas, Carolina López; el primer teniente de alcalde de Villarejo de Órbigo, Tomás Vaca; el alcalde de La Bañeza, Javier Carrera; y el regidor de Santa Colomba de Somoza, José Miguel Nieto.

Todos ellos, a raíz de la disertación de Morán en la que manifestó la necesidad de los ayuntamientos de apostar por servicios de «calidad» para garantizar el devenir de los pueblos, coincidieron con las palabras del presidente de la institución provincial, destacando que es «fundamental» velar por conseguir ese objetivo para que los habitantes del medio rural no tengan que abandonar sus pueblos y disfruten de una buena educación o sanidad.

Durante su turno de palabra, cada uno de los alcaldes hizo una valoración sobre la situación que ha desencadenado que hayan podido perder población en sus municipios; hablando Rivas y López del declive de la minería o Vaca del cierre de la fábrica de Azucarera de Veguellina; mientras que Carrera acusó la «soledad» del medio rural «porque ninguna grande empresa va a venir a salvarnos»; y por su parte, Nieto desgranó la difícil odisea en los trámites para llevar a cabo el Centro Artesanal Maragato. El debate también se centró en la necesidad de acortar los plazos de los trámites para agilizar la gestión diaria de los consistorios, la problemática de que las leyes están hechas por los grandes administraciones sin pensar en los problemas de los pueblos; así como en saber explotar los recursos propios.

Los pueblos reclaman servicios públicos de calidad para sobrevivir
Comentarios