miércoles 14/4/21

¡QUE VIENE EL COCO!

DR28P8F4-13-15-43-0.jpg

Es un ingrediente muy utilizado en tratamientos de belleza, su popularidad en cosmética se debe a sus múltiples usos y grandes beneficios. Es originario de países tropicales, muy usado en cocina asiática y caribeña por su rico aroma y excelentes propiedades.

El aceite de coco (Cocos Nucifera Oil) es un aceite vegetal que ofrece tantos beneficios y se ha hecho un hueco imprescindible en las fórmulas de los mejores productos de belleza por su riqueza en ácidos grasos esenciales y su uso versátil, tanto para la piel como para el cabello.

Su historia y producción

El aceite de coco o manteca de coco, como le llaman también, ha sido tradicionalmente utilizado desde hace miles de años para el cuidado de la piel en los países tropicales y cada vez son más las mujeres que lo han incluido en su ritual de belleza.

Se obtiene al prensar la carne de su fruto, de tal manera que se logra un líquido que contiene un 90% de ácidos grasos. El aceite de coco tiene una apariencia líquida de color amarillento, a 20ºC, y tiene tendencia a solidificar con un tono blanquecino cremoso.

Al ser tan graso, su proceso de oxidación es bastante lento, por lo que se mantiene a temperatura ambiente hasta una duración de un año sin que se ponga rancio. Por ello, su conservación es muy sencilla y duradera.

Sus excelentes propiedades para nuestra piel

Se trata de un aceite con gran versatilidad, que al utilizarlo se convierte en nuestro mejor aliado en la rutina de cuidado de nuestra piel, tanto del rostro como del cuerpo.

No hay que olvidar que forma parte de un gran número de productos cosméticos como jabones, champús, cremas, aceites corporales. Es muy apreciado en el mundo estético por diferentes marcas cosméticas.

Posee ácido láurico, vitamina E y K, una combinación de ingredientes ideales que humectan los tejidos de la piel de tu rostro en profundidad, favorecen la regeneración celular de la misma y le proporcionan suavidad. Ayuda a preserva el colágeno y elastina en la piel, lo que lo convierte en un producto magnífico para prevenir el envejecimiento, la formación de líneas de expresión y arrugas.

Se han realizado estudios en los que se dicen que el aceite de coco virgen podría ser útil en el tratamiento de trastornos de la piel, como la dermatitis atópica y el eczema.

Debido a su bajo pH, el aceite de coco tiene un efecto ligeramente desodorizante, antibacterianas y no irrita la piel.

Al ser tan nutritivo, hidratante y reparador, resulta estupendo para evitar la aparición de estrías y mitigar los efectos de estas, ya que aumenta la elasticidad de la piel.

Naturkamo, escuela de

cosmética natural de León

¡QUE VIENE EL COCO!
Comentarios