martes 15.10.2019

Seat. Un ‘león’… Transiberiano

Seat. Un ‘león’… Transiberiano

J. F. Z.


Con dos décadas en sus ‘ruedas’, a punto de la cuarta generación, que se presentará en breve, y superado ‘el par’ de millones de unidades vendidas desde 1999, el León se ha convertido en uno de los puntales de Seat.


Puestos en línea, esos dos millones de unidades superarían los 9.000 kilómetros entre Moscú y Vladivostok… la distancia que recorría el mítico tres Transiberiano.


Así que, el crecimiento e internacionalización experimentado por el León en estas dos décadas, es equivalente al que ha vivido su fabricante.


Su crecimiento, el del Seat León, ha venido siendo constante en sus tres primeras generaciones: la actual, debutante en 2012 y aún en catálogo, supera el millón de unidades vendidas, lo que supone prácticamente el doble de la primera entrega, lanzada en 1999 y que contabilizó 534.797 matriculaciones, y un tercio más que la segunda generación, que arrancó en 2005 y de la que se vendieron 675.915 unidades.


Las claves: apertura de nuevos mercados y ampliación de gama con versiones familiares y variantes como el León X-Perience, que han conseguido aumentar las ventas del modelo en hasta un 60% desde el año 2010.


La primera generación del León llegó a 43 mercados, frente a los 48 actuales: Argelia, Ucrania y Azerbaiyán son algunos de los países que se han incorporado últimamente a la ‘fiebre leonina’.


Para los amantes de las curiosidades: el León que —de momento— ha llegado más lejos, ‘desembarcó’ en Nueva Zelanda (2017).


Una diversificación internacional que se ha traducido en el incremento exportador de Seat —más del 80% de la producción—, porcentaje muy similar al del León. En la primera generación, el mercado español representaba un 38% de las ventas de este modelo compacto; hoy, esa cifra ha bajado el 20%... merced a los ‘apoyos’ recibidos últimamente hacia el sector de automoción.


Caso inverso es el de Alemania, cuya cuota total de ventas del León ha pasado del 13% de la primera generación al 24% de la actual; aún más, otro ‘expansivo’ ejemplo podemos encontrarlo en el Reino Unido, donde se han vendido más del doble de unidades de la actual generación que de la primera: 132.684 unidades hasta el pasado agosto frente a 50.740.


Las tres generaciones del León se han diseñado, desarrollado y producido en las instalaciones españolas que Seat mantiene en su planta barcelonesa de Martorell: el diseñador italiano Giorgetto Giugiaro ‘dibujó’ la primera generación, Walter da Silva la segunda y Alejandro Mesonero-Romanos ‘escribió’ la tercera y… ‘si el tiempo no lo impide y con permiso de la Autoridad competente’… lidiará con la cuarta,


Si el dinamismo —los ‘aparatos’, en términos ‘racing’— ha formado siempre parte del ADN de Seat, el actual León Cupra R (310 CV) es un buen ejemplo; aunque ‘ya’ desde el principio, el León se convirtió en el modelo más potente de la historia de la compañía: 180 CV, cambio de 6 velocidades y tracción a las cuatro ruedas… en 1999.


Por ‘redondear’: doblete del Seat León en el Campeonato Mundial de Turismos (WTCC) 2008 y 2009, la primera vez que una marca lo ganaba… con motores diésel.


Y esto… también: un León pilotado por Jordi Gené batía en 2014 el récord de velocidad en el ‘Infierno Verde’ de Nürburgring, ‘clavando el crono’ en 07:58 y, un año después, el León ST Cupra se convertiría allí en el modelo familiar más rápido, con un registro de 7:58:12. ¡Feliz cumple!

Seat. Un ‘león’… Transiberiano