sábado 23/10/21

«Estas son las mejores fiestas posibles en unas circunstancias extrañas y cambiantes»

OLEGARIO RAMÓN
Olegario Ramón, esta semana en su despacho de la Alcaldía de Ponferrada. L. DE LA MATA

Sin pregonero para evitar aglomeraciones y no desmerecer al invitado, con el público de las verbenas sentado en sillas, y con puntos violeta donde recibir ayuda en caso de sufrir violencia de género. Ponferrada recupera unas Fiestas de la Encina condicionadas por la pandemia. Y ese es el gran titular; que habrá fiestas.

—¿Cuál es la propuesta para disfrutar sin riesgos?

—La principal novedad de este año es que haya fiestas, aunque sean distintas. Es una decisión que nos ha costado tomar, dado que tenemos una normativa que va cambiando aproximadamente cada 15 días. Cuando la normativa lo permitía y las condiciones también, siempre habiendo pasado previamente por el comité Covid que constituimos desde el primer momento y que sigue todavía, hemos decidido hacer unas fiestas en las que hay determinadas cosas tradicionales que no van a estar por seguridad Covid. Hay determinadas actividades que las vamos a realizar, y alguna ya las pudimos hacer el año pasado como la Feria de la Cerámica. Y hay determinados sectores que estaban esperando empezar a hacer algo, como ocurre con el recinto ferial y las orquestas. Son las mejores fiestas posibles en una circunstancias extrañas y cambiantes como las que estamos viviendo.

—Al final habrá orquestas, pero todos sentados.

—Sí porque lo impone la normativa de la Junta de Castilla y León. Es una decisión que se adoptó a ultimísima hora. Inicialmente lo que estaba previsto es que con estas restricciones no habría orquestas, pero también pensando en ayudar a este sector que lo ha estado pasando mal, a la cultura en general, se ha decidido mantenerlas.

—Este verano se han producido brotes en localidades que renunciaron a las fiestas. Con el 70 por ciento de la población vacunada, ¿teme los botellones? Los hosteleros reclaman la ampliación del horario de cierre.

—Es evidente que el sector de a hostelería y del ocio nocturno está descontento. Son decisiones que adopta otra administración, la Junta de Castilla y León. Nosotros hemos tenido un compromiso con este sector y con todos los que lo están pasando mal. Es cierto que el tema de los botellones nos preocupa. Ha habido bastantes denuncias en los últimos días por parte de nuestra Policía Municipal. Pero nos preocupa especialmente lo mal que lo está pasando ese sector y creo que somos un ejemplo de administración comprometida realmente, que ha ayudado y va a seguir ayudando al sector.

—Este año habrá puntos violeta para denunciar la violencia de género.

—Los va a haber de nuevo. Son puntos que en absoluto sustituyen a la labora de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado, que es a quién le corresponde la prevención, la sanción, y la detención si fuera necesario. Pero la actividad explicativa, pedagógica, de apoyo en un momento dado eso sí que lo van a hacer los puntos violeta.

—¿Qué destacaría de este programa que se ha elaborado con una mano atada por la Covid?

—No es un programa que podamos decir que se ha elaborado de una manera libre, porque esas restricciones es evidente que nos afectan. El programa tiene sus puntos fuertes como el 40º aniversario de la Feria de la Cerámica y por eso va a ser una feria especial, con actividades diferentes. También destaco Embarrate, el Mercado Medieval, Peque Encina, que es un ejemplo de imaginación frente al Covid. No hemos podio hacer Cima (Ciudad Mágica) y hemos inventado algo similar. También destaco el Festival de Soul, que dinamizará la ciudad, y las actividades de circo y teatro.

—La oposición se queja de que no han contado con ellos.

—Aquí quiero poner en valor el trabajo de la concejala de Fiestas. Quizá por que es joven, algunos grupos de la oposición que se las saben todas aprovechan un poco para cebarse en la crítica. Y lo que digo es que son unas fiestas muy difíciles de organizar en una situación tremendamente cambiante. Agradezco muchísimo el trabajo de la concejala y que no le quepa duda a la oposición que se de verdad quieren cambiar el rumbo que han tomado, que es poner palos en las ruedas de todo, serán bienvenidos. Y la concejala de Fiestas lo agradecerá también.

—¿Cuál es el mensaje que se va a transmitir desde el Ayuntamiento en el Día del Bierzo?

—Estamos elaborando el mensaje, pero no vamos a alabar. El día grande de la Encina cada administración viene aquí a contar lo bien que lo ha hecho, lo mucho que ha invertido, y se olvida de los problemas reales de la gente. No va a ser un discurso al uso, como tampoco lo ha sido el de las anteriores fiestas desde que soy alcalde. Va a ser un discurso más reivindicativo y realista y no un discurso laudatorio de la propia gestión. Siempre se puede hacer más y se puede hacer mejor».

—¿Y cuáles son esas prioridadades que va a reivindicar?

—En el Bierzo estamos en esa situación tan complicada donde la creación de empleo, y la de calidad, es una prioridad. Ligado a esto, es el momento de aprovechar los fondos europeos, tanto los de Transición como los de Next Generation, como el resto, para crear realmente un tejido productivo que genere empleo en la ciudad. Eso afecta a diferentes sectores, pero la existencia de un cierto sector industrial es necesaria para hacer frente a posibles crisis futuras. Al final ya se sabe que la economía es cíclica y como Ayuntamiento apostamos por invertir en el polígono de La Llanada, un polígono que desde que se creo no ha recibido ni un céntimo de inversión. Es el único polígono del que el Ayuntamiento de Ponferrada es titular, un polígono ligado directamente a la renovables. Vamos a continuar con el proyecto de Bosque Urbano, que va a suponer un cambio en la vertebración de la ciudad. Vamos a hacer un amplio programa de actuación en asfaltados y mejora de aceras después de tantos años de abandono. Y vamos a seguir apostando por lo que viene siendo una bandera de este equipo de gobierno, que es la innovación, la digitalización, el internet de las cosas.

—LM nos ha dado un susto, el carbón es historia y el Bierzo se está queda en tierra de nadie en el mapa de las infraestructuras. ¿Cómo salimos de esta?

—Las infraestructuras, las conexiones, son básicas para un territorio. Y este territorio será, de hecho, uno un otro dependiendo de esas conexiones ferroviarias y de su inclusión en las zonas de tráfico que pueden recibir ayudas de la Unión Europea. De que haya una apuesta real por el tramo Monforte-Ponferrada-León. No digo que tenga que ser un trazado alternativo o la mejora del actual. Pero lo que es evidente es que se tiene que actuar y permitir un tráfico que se ajuste a los requisitos de la Unión Europea. Creo que ese primer paso de haber sido elegidos por la Unión Europa en los remanentes del anterior plan Conecta Europa con ese casi millón de euros para elaborar el proyecto del apartadero ferroviario es un primer paso muy importante, pero hay que continuar en la presión colegiada para que este tramo sea realmente subvencionado con los fondos europeos del nuevo plan Conecta Europa. Eso sí será esencial para nuestra comarca.

«Estas son las mejores fiestas posibles en unas circunstancias extrañas y cambiantes»
Comentarios