jueves 24/9/20
Flamenco

Taconazo a los últimos tablaos

La falta de turismo internacional pone en riesgo la supervivencia de los locales flamencos como el Corral de la Morería, el único del mundo con estrella Michelin
El Corral de la Morería, de Madrid, busca la supervivencia tras más de sesenta años de actividad turística. J. G. GANDUL
El Corral de la Morería, de Madrid, busca la supervivencia tras más de sesenta años de actividad turística. J. G. GANDUL

Una terraza, solicitada al Ayuntamiento de Madrid y posteriormente denegada, podría ser la tabla de salvación del único restaurante con espectáculo que luce una estrella Michelin, el Corral de la Morería, que como el resto de los tablaos flamencos vive bajo la amenaza del cierre definitivo por la falta de turismo internacional.

Juan Manuel del Rey y su hermano Armando son la segunda generación al frente de este emblemático espacio fundado en el año 1956 por sus padres, Blanca y Manuel del Rey. Multipremiado en su faceta artística y gastronómica, el tablao más antiguo del mundo, donde han actuado las mejores figuras del flamenco, quedó en silencio el 14 de marzo por el estado de alarma y temen que sea para siempre.

La familia está «angustiada y preocupada». Del Rey, también presidente de la Asociación de Tablaos de Flamenco de Madrid, dice a Efe que la situación es común a todo el sector, ya que ninguno de los veintiún locales ha podido reabrir y ven muy lejana la vuelta.

Con una clientela mayoritariamente internacional y las reducciones de aforo, los tablaos agonizan. «Estar asumiendo los costes fijos mensuales desde el día 14 de marzo sin ingresos, no hay empresa que lo resista», lamenta Del Rey, quien advierte de que «al año 2021 no llega ninguno, vamos a tener que cerrar todos y seis lo han hecho ya».

Madrid presumía de ser la ciudad con más tablaos del planeta y la capital del flamenco, «la imagen cultural más importante que tiene España en el mundo» y desde 2010 declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco. Según su asociación, en 2019 atrajeron a más de un millón de visitantes internacionales con un gasto medio por persona y día de 1.368 euros.

«Aportamos muchísimo a nivel económico», resalta su presidente, pero ahora necesitan ayuda, y urgente, para sobrevivir. Y con ellos los artistas flamencos, porque el 95 % de ellos no vive de «sus giras, sino de sus actuaciones en estos locales», recuerda. «Sin los tablaos, se acaba el flamenco».

Taconazo a los últimos tablaos
Comentarios