jueves 21/10/21

Con el TEA por bandera

La psicóloga Ana López, la cara visible
Ana López Aller, gerente de Autismo León, en el centro Pilar Vallez, situado en La Chantría. FERNANDO OTERO

CARMEN Tapia

LEÓN

En el Centro de Recursos Pilar Vallez los pequeños gestos cotidianos que el resto de la sociedad apenas da valor, son «la base motivacional» tanto de los usuarios, los gestores y las familias con personas con un Trastorno del Espectro Autista (TEA). La psicóloga Ana López Aller sabe muy bien lo que es luchar cada día por ese pequeño gesto que ayude a ser parte activa de un cambio social, como el que está surgiendo por el trabajo y la dedicación de las familias y responsables de la Asociación Autismo León. Ana López tienen en su curriculo 22 años de carrera profesional vinculada a la discapacidad, de las que 13 se los ha dedicado al TEA y sus familias «que me atraparon». «Cuando llegué a Autismo León, la entidad era pequeña, pero con un proyecto muy claro sobre qué había que hacer y cómo». Las personas con TEA son la razón de la creación de la asociación «sus padres y sus madres son los impulsores y el equipo profesional , que tengo el privilegio de dirigir, la tercera pata de la asociación. Somos un equipo especializado, con un alto grado de compromiso, profesionalidad y calidad». En los trece años de trabajo en la asociación «emocionantes e intensos», ha estado involucrada en garantizar los derechos de las personas con TEA y su inclusión real en la sociedad y acompaña a la junta directiva en el despliegue de la incidencia política provincial, en educación, sanidad, servicios sociales y sociedad civil. Ha dirigido los actos con motivo del Día Mundial del Autismo, promovido acciones de sensibilización, formación y ampliación de la red en la que participa la asociación, así como el diseño e implantación de la actual cartera de servicios especializados que abarcan todo el ciclo vital de las personas con TEA. «Una de las oportunidades que como profesional tengo aquí, es ser partícipe y estar en el centro de la toma de decisiones, eso es algo que le tengo que agradecer a la junta directiva».

Cambio social

«Ser parte del cambio social que se está produciendo en toro al TEA en una provincia como León es enriquecedor y motivantes, pero todavía hay muchos mitos, barreras y desconocimientos que eliminar. Todavía hay que seguir luchando por la calidad de vida de las personas con TEA y de sus familias».

Pero este cambio social no ha sido ni es fácil. Aún quedan muchos retos por hacer realidad. «Todos los momentos duros vienen derivados por lo mismo, por la falta de conocimiento y comprensión del TEA y de las necesidades específicas que las personas precisan. Todo el año 2020 y lo que llevamos de 2021 está suponiendo un gran desgaste de fuerzas en familias, que soportan a veces un frágil equilibrio».

López asegura que lo que más le ha marcado su experiencia con el TEA es el ejemplo de las familias. «La junta directiva de Autismo León son padres y madres que ponen su poco tiempo, su esfuerzo, al servicio de todas las demás familias, y son un ejemplo constante de lucha, de comprensión, de superación, de paciencia, de sacrificio y de solidaridad».

Pequeños logros como lograr la escolarización de un joven en un centro ordinario, «donde se le valore por sus capacidades, tras un periplo de acoso, ha sido un trabajo difícil, en coordinación de varias personas del equipo, y al final está dando sus frutos». Sus días importantes son los que las familias agradecen, los adultos pudieron entrar al centro de recurso o conseguir un contrato laboral.

«El día que pudimos volver a la atención directa tras el confinamiento fue otro día muy importante. Los pequeños pasos nos dan la fuerza para seguir luchando por todas las personas con TEA, sus familias y sus derechos».

Con el TEA por bandera
Comentarios