miércoles. 10.08.2022

El universo visto como nunca antes

El telescopio espacial James Webb ha proporcionado la imagen infrarroja más profunda del universo conocida hasta ahora, además de una colección de fotografías de varias nebulosas
                      Una de las imágenes captadas por el telescopio espacial James Webb. TELESCOPIO JAMES WEBB
Una de las imágenes captadas por el telescopio espacial James Webb. TELESCOPIO JAMES WEBB

El presidente de Estados Unidos Joe Biden encabezó junto a varios responsables de la NASA, la presentación de la imagen más profunda del universo, la primera captada por el telescopio espacial James Webb en un acto que tuvo lugar en la Casa Blanca en Washington. Se trata de la imagen infrarroja más profunda y nítida del universo lejano que se ha captado hasta el momento, ha subrayado la Agencia Espacial Europea (Esa). Además han precisado que la fotografía -que se centra en un punto del cielo desde la perspectiva de alguien en el suelo- revela miles de galaxias, incluidos los objetos más débiles jamás observados.

«Sólo con el trabajo en equipo, la dedicación y el impulso humano de superar los límites y explorar hemos llegado a este momento histórico de ver la imagen más profunda del universo temprano hasta la fecha», ha subrayado el director general de la Esa, Josef Aschbacher.

Conocido como el «primer campo profundo» del Telescopio James Webb, esta imagen muestra el cúmulo de galaxias SMACS 0723, que según los datos facilitados por la Esa «rebosa de detalles». La que se dio a conocer en la Casa Blanca es una de las primeras imágenes en color del telescopio, pero a lo largo del día de ayer salieron a la luz muchas más, como la de la nebulosa del Anillo Sur, que mostró una estrella moribunda que desprendía anillos de polvo y gas. El Telescopio James Webb es el mayor y más potente telescopio jamás lanzado al espacio, y forma parte de un acuerdo de colaboración internacional, en el que la Esa ha proporcionado el servicio de lanzamiento utilizando el vehículo de lanzamiento Ariane 5. Fue lanzado el día de Navidad de 2021 y colocado finalmente a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra, su espejo principal de 6,5 metros de diámetro promete observaciones mucho más precisas que las de su antecesor, el telescopio espacial Hubble. Gracias a él ahora se puede observar el universo como nunca antes se había hecho y además disfrutar de una belleza sinigual.

El universo visto como nunca antes
Comentarios