lunes. 04.07.2022
Congregación para la Doctrina de la Fe

El Vaticano advierte de que no se pueden bendecir los matrimonios homosexuales

papa
El papa Francisco I, durante el Ángelus del domingo. FABIO FRUSTACI

Los sacerdotes católicos no pueden bendecir los matrimonios gais. El Vaticano dejó este mediodía clara su postura ante este espinoso asunto en un documento publicado por la Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF), en el que se reconoce que en algunos ambientes eclesiales se están difundiendo estas prácticas motivadas por "la sincera voluntad de acogida y de acompañamiento" a los gais. El antiguo Tribunal del Santo Oficio aclara ahora que no es posible bendecir uniones, aunque sean estables, que impliquen actos sexuales fuera de la concepción católica del matrimonio.

Con la nota publicada este lunes, en la que el Vaticano asegura que no se impone ninguna discriminación a los gais sino que se trata de una "reclamación de la verdad del rito litúrgico", se responde a la polémica levantada el pasado mes de octubre, cuando en un documental el Papa abrió la puerta a la aprobación de las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Aquellas declaraciones provocaron una enorme polvareda y duras críticas por parte del sector eclesial más conservador.

La CDF entra en el debate cinco meses después con un 'responsum', un documento oficial que responde a una pregunta planteada: "¿La Iglesia dispone del poder para impartir la bendición a uniones de personas del mismo sexo?" La respuesta es clara y definitiva: "No". La nota está firmada por el prefecto de este 'ministerio' vaticano, el cardenal jesuita español Luis Ladaria, al que dio el visto bueno para la publicación el papa Francisco tras reunirse con él.

El texto recuerda que las bendiciones pertenecen "al género de los sacramentos" y que para ser "coherentes" con éstos hace falta "que aquello que se bendice esté objetiva y positivamente ordenado a recibir y expresar la gracia", algo que a ojos de la doctrina católica no sucede con los matrimonios gais.

Pese a la puerta cerrada a este tipo de uniones, la CDF asegura que sí son posibles las bendiciones a los homosexuales "que manifiesten la voluntad de vivir en fidelidad a los designios revelados por Dios así como los propuestos por la enseñanza eclesial". Es decir, que vivan en la abstinencia sexual. Finalmente, el texto justifica su postura asegurando que la Iglesia "no dispone, ni puede disponer, del poder para bendecir uniones de personas del mismo sexo".

El Vaticano advierte de que no se pueden bendecir los matrimonios homosexuales
Comentarios