jueves 21/10/21

El virus también altera los nervios

El servicio de atención psicológica municipal recibe las llamadas de 76 usuarios desde que se puso en marcha en octubre
La psicóloga Sara Alvado Fanjul, en el despacho del CEA municipal en Padre Isla. JESÚS F. SALVADORES

carmen Tapia

LEÓN

En las estadísticas de la evolución de la pandemia no se contabilizan a las personas que debutan con problemas mentales o que empeoran si padecen problemas de depresión, ataques de ansiedad o estrés. El coronavirus no sólo tiene una cara visible en las radiografías y la sintomatología clínica, también desestabiliza el sistema nervioso. La incertidumbre, el miedo, el paro, el hambre, la vulnerabilidad... y todos los rotos sociales y económicos que deja esta pandemia atacan directamente a los nervios.

La psicóloga Sara Alvado Fanjul atiende desde el 26 de octubre el programa del Ayuntamiento de León de apoyo psicológico para afrontar la covid-19 vía telefónica que está dirigido a la población general, personas mayores y a colectivos en situación de mayor vulnerabilidad.

Las personas interesadas en este servicio gratuito pueden llamar al teléfono 987 53 92 80, de lunes a viernes de 9.30 a 13.00 horas y lunes de 16.00 a 20.30 horas.

Desde que se puso en marcha, la psicóloga ha atendido a 76 usuarios. «Casi todas las llamadas que he atendido son personas que necesitan que se les diagnostique, que les digas si lo que les pasa es normal o no, porque desde que vivimos esta situación de pandemia».

Aunque el servicio está pensado para una atención telefónica, a veces los usuarios necesitan una consulta presencial, servicio que se ha ofrecido a cuatro personas. «A todas las personas que llaman les hacemos una ficha y a veces necesitan varias llamadas. Normalmente presentan trastornos de ansiedad, fobias e hipocondrías. Hay algún caso de trastorno depresivo, personas que ya tenían antes enfermedad mental y que esta pandemia les dificulta el manejo del estrés». En el manual de la psicología están bien definidos los factores que desencadenan un estrés que puede llegar a ser patológico. En la lista realizada en los años 70 no está contemplada la situación de pandemia, aunque sí la enfermedad. «Ahora no hay estudios que midan el nivel de estrés que provoca una pandemia como la del coronavirus. El nivel de estrés depende mucho del salto que tenga que dar una persona para adaptarse a una situación nueva en su vida. En esta ocasión, ese cambio ha sido brutal y ha provocado en toda la sociedad un nivel de estrés altísimo. Si las personas tienen habilidades sociales y un sistema nervioso potente lo llevará mejor, como es el caso de la gente joven. Las personas mayores, por lo general, lo llevará peor».

Lo mismo que la llegada de una vacuna necesita un periodo de investigación previa, el campo de la psicología tendrá que investigar también cómo ha afectado esta pandemia al desarrollo de las enfermedades mentales, más allá de los trastornos inmediatos.

El programa municipal está en conexión directa co el Plan Integral Psicológico de las secuelas del covid puesto en marcha en el Hospital de León. «Planificamos psicoretapia con las personas que nos llaman, mandamos tareas para que hagan un esfuerzo de superación. Son terapias cognitivas conductuales.».

El virus también altera los nervios
Comentarios