miércoles 01.04.2020
200 millones en ayudas

Mañueco: "Este es un primer paquete de medidas económicas, habrá más"

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. DL
El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco. DL

"Iremos reaccionando en función de los acontecimientos, este es un primer paquete de medidas, pero habrá más. No vamos a olvidarnos ni de los trabajadores que temen perder sus empleos ni de las empresas y autónomos que ven afectada su actividad. Tampoco de quienes siguen trabajando. El objetivo es atender estas necesidades y sentar las bases para que la economía de la Comunidad pueda recuperarse cuando se supere la crisis sanitaria".

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha desgranado el acuerdo logrado en el seno del Diálogo Social, que pasa por destinar 200 millones de euros a distintos programas para proteger por un lado a los trabajadores y las empresas y por otra garantizar la protección social. 

Se trata de un "plan de choque" para garantizar la cohesión económica y social en Castilla y León, minimizar las consecuencias de la crisis del Covid-19 y garantizar el apoyo a las familias y los autónomos y micorpymes, con especial atención a las personas y colectivos más vulnerables. 

Una primera parte del plan, con una dotación de 68 millones de euros, se centra en la protección y el mantenimiento del empleo, con un "conjunto amplio" de medidas para autónomos y pymes. Entre ellas, desgranó Fernández Mañueco, las ayudas para los trabajadores afectados por los expedientes de regulación temporal de empleo, así como ampliar la protección a los desempleados mayores de 55 años o que no cuentan con subsidio; y también una agilización y simplificación de los procedimientos administrativos para realizar los trámites en relación con la regulación de las empresas y los trabajadores. 

Apoyo a la agroindustria

 

Hay también medidas de apoyo a los autónomos, micropymes y pymes que incrementen su plantilla para hacer frente a un incremento de su producción a causa de la crisis del coronavirus, con especial atención a la industria de la agroalimentación y el campo, porque "garantizar el abastecimiento agroalimentario es lo fundamental". 

Para un colectivo de alrededor de 50.000 autónomos se extiende la tarifa plana de 60 euros al mes durante otros seis meses. Y también a quienes reinicien la actividad económica se les ayuda pagando  un 40% de las cuotas a la Seguridad Social. Por último, los autónomos sin recursos podrán percibir una ayuda mensual de 427 euros. 

También se contempla una ayuda de 5.000 euros a quienes pretendan poner en marcha una nueva iniciativa emprendedora. 

En conjunto las ayudas a los autónomos contemplan una línea de apoyos de 34 millones de euros. 

Medidas financieras para la liquidez

Además, se establecen medidas financieras para mejorar la liquidez de las empresas y pymes, y aplazar los pagos de familias, pymes y autónomos con un impacto de 42 millones de euros. 

Se establece otra línea de 100 millones de euros para garantizar la liquidez y el crédito para micropymes y autónomos, para garantizar las líneas de actividad, el teletrabajo y la modernización tecnológica de las empresas y el aplazamiento de las cuotas sobre créditos. 

Además se reforzará la actividad empresarial, buscando por ejemplo nuevos proveedores allá donde la cadena de producción se rompa. 

El acuerdo establece también 8 millones de euros para medidas de protección social, como garantizar la prestación de servicios, la protección de la salud de usuarios y trabajadores de residencias de mayores, aumentar la teleasistencia y atención domiciliaria para las personas dependientes y la alimentación de la población infantil en situación de vulnerabilidad. 

El acuerdo: 220 millones de euros

 

Unos 220 millones de euros dispondrá la Junta de Castilla y León para ayudar a trabajadores que se queden sin empleo como consecuencia de la crisis por el coronavirus, dar liquidez a las empresas y apoyar a las familias en dificultades, según el acuerdo alcanzado este miércoles en el Consejo del Diálogo Social.

Según han anunciado en una videoconferencia los secretarios autonómicos de UGT, Faustino Temprano, y de CC OO, Vicente Andrés, este presupuesto de 220 millones incluye medidas que pondrá en marcha "con urgencia" la Junta de Castilla y León después del acuerdo en el Consejo del Diálogo Social y a pesar de los limitaciones autónómicas den materia laboral.

Se destinarán principalmente a completar las ayudas que reciban los trabajadores que se han quedado sin empleo por el coronavirus, pero también a dar liquidez a las empresas y apoyar a las familias que atraviese por dificultades.

El secretario de CC OO de Castilla y León, que como el de la UGT ha dejado claro que "lo primero es combatir la expansión del coronavirus", ha advertido que aún "no se conoce el daño real en la economía" pro que puede ser superior al de la crisis vivida entre 2008 y 2012.

Sin datos definitivos, según Vicente Andrés, los afectados por los expedientes de regulación de empleo temporales (Erte) pueden llegar en esta comunidad a los 100.000 trabajadores.

Mañueco: "Este es un primer paquete de medidas económicas, habrá más"