jueves 6/8/20

El Banco de España se pone en lo peor al prever un desplome del 15% del PIB

El organismo cree que la economía tardará como poco dos años en recuperarse, el paro no bajará del 17% y que una parte importante de los Erte irá al paro
Unos trabajadores en una empresa de aluminio. JOSÉ PAZOS
Unos trabajadores en una empresa de aluminio. JOSÉ PAZOS

El Banco de España ha echado un jarro de agua fría a las previsiones de la economía española tanto para este año, periodo que todos los organismos dan por perdido, como de cara a 2021 y 2022, los ejercicios llamados a ser los de la recuperación tras la crisis del coronavirus. La institución ha actualizado todos sus cálculos a la baja y ya anticipa una caída del Producto Interior Bruto (PIB) que puede alcanzar el 15,1% para 2020. En las proyecciones de abril contaba con un retroceso máximo que podría llegar al 13,6%. Pero ahora ha incorporado un nuevo escenario considerado de "alto riesgo" si el Gobierno tuviera que abordar nuevas medidas de restricción económica por rebrotes peligrosos de la pandemia a partir del verano, una posibilidad que ni los científicos ni los economistas descartan por completo.

Aunque se trata de una posibilidad extrema, el regulador la ha incorporado a su análisis al igual que lo están haciendo el resto de supervisores europeos. Las otras dos previsiones, que constituyen el escenario central, pasan por el contexto menos malo posible, en el que el PIB caería un 9% este año; y otro de mayor incertidumbre, con un retroceso del 11%. El estudio incorpora todas las matizaciones posibles: "Los riesgos se encuentran sesgados a la baja" y "no es descartable que se produzcan escenarios peores", explica Oscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España.

Después de ceder más de un 5% en el primer trimestre -entonces solo se contabilizó la segunda quincena de marzo con la economía parada-, el PIB se puede desplomar entre un 16% y un 21,8% entre abril y junio. Los indicadores de vida ordinaria -consumo de luz, comercio, industria o matriculaciones- confirman la brusca desaceleración, cuyo punto de inflexión será en julio. El Banco de España avisa de que "incluso en el mejor de los casos la persistencia de la crisis sería elevada y a finales de 2022 quedaríamos muy por debajo" de los registros de 2019, según apuntan fuentes de su Dirección General de Economía y Estadística. "La recuperación será más lenta de lo que se podía anticipar al comienzo" de la pandemia. La conocida 'V' será "muy asimétrica", apuntan. La convalecencia será muy larga. Así, si el PIB retrocede un 9% este año, repuntará un 7,7% el próximo y un 2,4% el siguiente. Esa realidad sería posible si la evolución del virus no implica rebrotes puntuales que puedan provocar impactos económicos en la actividad. Si eso sucede, y hay una vuelta atrás en determinados momentos o sectores, la economía caería hasta el 11,6% este año para mejorar un 9,1% en 2021 y otro 2,1% en 2022.

Cualquiera de esas hipótesis coincide en la cronificación de una tasa de paro que en todos los casos seguirá más cerca del 20%que del 14,4% actual incluso a medio plazo. Si la economía no ve ningún sobresalto adicional en 2020, el desempleo podría llegar al 18,1% este año, para subir al 18,4% el próximo y descender al 17,1% el siguiente. Si en vez de esa recuperación 'temprana' se registra una más 'gradual', el paro subiría al 19,6% en 2020, bajaría al 18,8% en 2021 y al 17,4% en 2022. "La tasa de paro aumentará con fuerza en ambos escenarios y se mantendrá en niveles elevados en los dos próximos años", advierte Arce. De hecho, matiza que esos datos se encuentran dopados por la aplicación de los Erte -con más de tres millones de trabajadores afectados- y que cuando vayan decayendo esos expedientes una "parte importante" de los empleados pasarán directamente a engrosar las listas del paro en 2021.

Déficit y deuda disparados

Por primera vez, un organismo público estima cuál va a ser la evolución del déficit más allá de 2020, después de que el Gobierno solo calculara ante la UE un descuadre del 10,3% para este año. El Banco de España anticipa que se situará entre el 9,5% y el 11,2%. Para 2021, entre el 5,8% y el 6,8%; y acabaría 2022 entre el 4,8% y el 6,1%. En el caso de la deuda, alcanzará el 120% del PIB a finales de este año. La economía tendrá que controlar ambos registros cuando pase la pandemia, según el supervisor.

Estas estimaciones no incluyen el coste del ingreso mínimo vital, unos 3.000 millones de euros. Desde el Banco de España consideran que supone "una inyección de liquidez" a familias con rentas muy bajas y que, por tanto, "el impacto sobre su capacidad de gasto va a ser muy alto" por lo que "será positivo". 

El Banco de España se pone en lo peor al prever un desplome del 15% del PIB