sábado 27/11/21

El grupo parlamentario popular ha presentado en Congreso de los Diputados una Proposición no de Ley para apoyar al sector vitivinícola en la actual crisis sanitaria.

En su exposición de motivos, el PP explica que esta industria no ha sido «precisamente ajena» a esta crisis, lo que ha dejado unos efectos considerables. España, con 969.000 hectáreas, repartidas por toda la geografía española, es el país con la mayo superficie del mundo. Además, señalan que es el cuarto país del mundo en producción de uva y el tercero en vino, con seis millones de toneladas y 44,4 millones de hectolitros respectivamente. En conjunto, según estos mismos datos, el sector representa el 1% del PIB, con cerca de 4.300 bodegas, de las que 3.075 realizan actividad exportadora, con algo más de 21 millones de hectolitros exportados en 2019.

Con el inicio de la pandemia los pedidos se suspendieron, tanto por parte del extranjero, como es el caso de China, origen del virus, como por parte de los hosteleros nacionales. Con el inicio del estado de alerta y el cierre de la hostelería y la restauración se ha reducido considerablemente las ventas de vino y sus derivados.

Debate parlamentario

El PP ha presentado en el Congreso de los Diputados una serie de medidas de apoyo al sector

Aunque sí es cierto que las ventas se han incrementado por el canal de la alimentación, o por el comercio de internet, estos volúmenes no compensan el descenso por el cierre de la hostelería. Por eso, el PP estima que las pérdidas de las bodegas españolas en ventas oscila entre un 20 y un 40 por ciento ese año, directamente por el coronavirus.

Pero al margen de la comercialización, las bodegas y el sector del vino en general empiezan a temer la próxima vendimia, ya que por una parte se desconoce en qué condiciones laborales se podrá llevar a cabo, y por otro hay preocupación por el descenso de las ventas y la acumulación de existencias en bodega.

Por todo esto, el grupo popular insta al Gobierno, a través del Congreso de los Diputados, a que pida a la Comisión Europea una financiación extra para el sector, apoyo adicional para la recuperación de las exportaciones, autorizar la promoción en el mercado interior incluyendo el apoyo al enoturismo, tomar medidas para asegurar el equilibrio del mercado, en especial que la cosecha en verde se pueda aplicar de manera parcial en una parcela, facilitar el acceso a crédito para dotar de liquidez a las bodegas y dotar las medidas de almacenamiento privado.

Las bodegas apuntan a pérdidas en las ventas de hasta un 40% por la crisis
Comentarios