sábado. 02.07.2022

La Casa del Rey tiene asignado un presupuesto de 8,43 millones de euros para 2022, igual cantidad que se consignó en el presente ejercicio, por lo que mantiene congelada su partida. Tal cantidad no representaba un aumento respecto a 2020, cuando la cantidad fue de 7,88 millones, sino que se trata de una compensación por el adelanto de 544.000 euros que el Palacio de la Zarzuela asumió en su contabilidad para el pago de nóminas y de la Seguridad Social. Desde 2018, las cuentas de la Jefatura del Estado no han experimentado ninguna subida y permanecen similares a hace casi una década, en la etapa final de Juan Carlos I.

En 2013, la partida fue de 7,93 millones, que se vio recortada un dos por ciento en 2014, hasta los 7,77 millones, año en que tuvo lugar el relevo en el trono. En los dos ejercicios siguientes, se mantuvo congelada y en 2017 y 2018 se elevó un 0,5 y un 0,8 por ciento, respectivamente, hasta quedar en 7,88 millones. La Constitución confiere a Felipe VI la potestad de distribuir a su voluntad el dinero asignado por el Gobierno a la Casa del Rey. En ese presupuesto, no se recogen todas las partidas relacionadas con las actividades de la Corona, como puedan ser las de seguridad o los gastos que asume Patrimonio Nacional. Estudian más medidas de transparencia.

La Casa del Rey mantiene la cuenta congelada