jueves. 07.07.2022
casado
Verónica Casado, consejera de Sanidad de la Comunidad, en rueda de prensa. DL

La consejera de Sanidad de Castilla y León, Verónica Casado, ha reconocido este viernes que la evolución de los indicadores epidemiológicos sobre la Covid-19 permite esperar "buenas noticias" de cara al 25 de mayo, aunque ha avisado de que en temas de salud nadie puede asegurar el futuro: "tampoco puedo garantizar que no nos vamos a acatarrar mañana...", ha detallado.

Durante la rueda de prensa telemática para analizar la evolución diaria de la pandemia y con la vista puesta ya en la previsible autorización del Ministerio de Sanidad para nuevas zonas en fase 1 de desescalada, pero sin incluir capitales de provincia, Casado ha insistido en los mensajes de precaución y de responsabilidad individual para prevenir los contagios del coronavirus, ya que será eso lo que marque los alivios por territorios.

"Si vamos despacio y cada uno tenemos nuestra responsabilidad personal, estoy segura de que vamos a ir avanzando", ha sostenido Casado, quien seguidamente ha marcado cautelas respecto a la posibilidad de asegurar plenamente un avance generalizado de fase de desescalada para todas las capitales de provincia de Castilla y León de cara al 25 de maryo.

Sobre los criterios establecidos por su departamento y el Ministerio para ir desescalando, Casado ha defendido que pueden "parecer rígidos", pero se trata de "dar seguridad" a los pasos que se vayan dando, con el ánimo de impedir un retroceso brusco, en forma de vuelta al confinamiento, por ejemplo.

"Esto no es caprichoso, yo sería absolutamente feliz de decir, 'ya pasamos todos'", ha confesado la consejera, quien sin embargo ha pedido mantener unas semanas más las medidas de prevención de contagios para preservar la respuesta que pudiera dar en el futuro el sistema sanitario

Casado vislumbra "buenas noticias" en 10 días, pero sin garantías plenas
Comentarios