domingo 27/9/20
Efectos del Estado de Alarma

Más de 4.000 empresas de la provincia ya han presentado un Erte para 14.436 trabajadores

Hasta 19.130 Ertes en Castilla y León afectan a 101.795 trabajadores
El comercio y la hostelería están cerrados, pero otros sectores siguen en activo. RAMIRO
El comercio y la hostelería están cerrados, pero otros sectores siguen en activo. RAMIRO

Las empresas de León han presentado 4.149 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo desde el lunes 16 de marzo hasta ayer jueves a la una de la tarde. Más de cuatrocientos al día. Todos apoyados en causa de «fuerza mayor», la que ha generado la pandemia en la mayoría de negocios, cerrados por el confinamiento de la población.

Ninguna otra provincia de la Comunidad registra tantas solicitudes de ajuste en estos ocho días del Estado de Alarma, según los datos oficiales que ayer actualizó la Junta. En León hay 14.436  trabajadores afectados, casi el diez por ciento de los ocupados el mes pasado, principalmente de hostelería y comercio, dos sectores golpeados con crudeza por la crisis sanitaria. La autoridad laboral será la encargada de aprobarlos, si cumplen los requisitos del Real Decreto, o rechazarlos, en caso de que no estén lo debidamente justificados. Desde la Consejería de Industria han flexibilizado los trámites para evitar que miles de personas queden desatendidas.

Si el expediente es de suspensión afectará a la jornada completa y el trabajador cobrará del erario público el 70 por ciento de su base reguladora. También puede alterar solo una parte del horario. El esfuerzo, en este caso, será compartido. Cuando el Gobierno desactive el Estado de Alarma, el trabajador volverá a su mismo puesto y con las mismas condiciones económicas. Además, el empresario, al que se le exime de pagar la Seguridad Social, no puede reducir la masa de trabajadores al menos durante los seis meses siguientes. El principal objetivo de esta medida es evitar los despidos, aunque muchos autónomos no tendrán más remedio que acudir a uno de extinción porque, según avisaron desde la Asociación de Hostelería y Turismo de León, les resultará imposible abrir en unas semanas con los mismos gastos que tenían antes del coronavirus, que se ha llevado por delante la Semana Santa y unos ingresos estimados en cinco millones de euros.

Todavía quedan unos cuantos días de confinamiento y lo normal es que el aluvión de Ertes continúe en la provincia, una de las más castigadas, desde el punto de vista económico, por el impacto del Covid-19. En Castilla y León las cifras son contundentes: 101.795 trabajadores  y 19.130 Expedientes de Regulación Temporal de Empleo en apenas ocho días. A los que hay que sumar 21.574 personas más de los Ertes que han llegado a la Dirección General de Trabajo y Riesgos Laborales, competente cuando hay más de doscientos integrantes de la plantilla incluidos en el ajuste o si la empresa comparte territorio entre dos provincias o comunidades autónomas.

En cuanto a la distribución geográfica, Valladolid registró 3.476 Ertes, alguno menos que León, a pesar de que tiene un tejido empresarial más importante. Afectan a 14.137 personas. En Salamanca contabilizaron 2.594 solicitudes y 9.575 trabajadores implicados; en Burgos, 2.142 y 11.795, respectivamente, mientras que en Segovia han sumado hasta el momento 1.482 y 6.691 afectados más, casi como en Zamora (1.399 y 4.914). Palencia anotó 1.186 expedientes para 5.475 empleados, algo más que Soria, donde hay ya 851 empresas con problemas y 4.734 personas que irán al paro. Ávila aplicará ajustes en 965 compañías e incluirá a 3.935 asalariados.

Más de 4.000 empresas de la provincia ya han presentado un Erte para 14.436 trabajadores