miércoles 11.12.2019

La Colonia ‘emburrió’ a Babia, Laciana y Omaña

Los «beneficios que la Colonia hizo al país fueron muchos» y las beneficiadas Omaña, Babia y Laciana y comarcas vecinas. Segundo García da cuenta de seis años de gestión, de 1912 a 1918, en un pequeño opúsculo. Escuelas y casas de maestros en San Miguel de Laciana, Sosas (también un lavadero); Llamas, Rabanal en Laciana; arreglo de la casa escuela de Torre (Cabrillanes) y Candemuela (San Emiliano); fuente y traída de aguas en Meroy, el puente de Láncara, hoy bajo las aguas del pantano; encasa escuela y fuente en la Urz (Riello). Hasta Igüeña, al pueblo de Urdiales, llegaron los donativos para las escuelas.

El camino de Valle Gordo hasta Fasgar también vivió mejoras, el puente del pueblo de Villaverde; la escuela de Vega de Láncara, la casa escuela de Valbuena, el pueblo de Irede, las escuelas de Villarino y Tejedo, en Palacios del Sil. Los puentes de Santiago el Molinillo, Villarrodrigo y Selgas, de Inicio en Riello, de Castro, en Campo La Lomba, la fuente de Villar de Omaña. José Arienza gestionó donativos para un puente en Murias y para el camino del valle Gordo y el puente de la colonia en Láncara. «Hay también otras donaciones de importancia: el puente de Aguasmestas y el de Vega de Viejos, construídos a expensas del filántropo lacianiego D. Tomás Rodríguez, socio de esta colonia y actual diputado a Cortes por el distrito». También reseña los donativos de «elementos del datismo» como la rampa de Villaseca a Lumajo y la carretera de Puente Orugo al puerto de Ventana. «En treinta años que nos gobernaron no tuvieron ocasión para concedernos nada y ahora que la Colonia viene emburriando ¿dan todo esto? pues non se lo estimamos que amor por fuerza nunca buen cristiano».

La Colonia ‘emburrió’ a Babia, Laciana y Omaña