sábado 24.08.2019
SANIDAD 5

El gran reto es la jubilación de 860 médicos y su baja tasa de reposición

León se enfrenta a una crisis sanitaria sin precedentes por la jubilación de 860 médicos en la próxima década, ya que el 46% de los facultativos en activo alcanzan ya 55 años o más. El dato procede de un concienzudo estudio del Consejo de Colegios Oficiales de Médicos de Castilla y León, que pone el dedo en la llaga del problema de reposición, sobre todo, en Medicina de Familia, Geriatría y Cirugía General. A ello se suma la fuga de facultativos a otras comunidades autónomas, a hospitales privados e incluso al extranjero, por las malas condiciones que se les ofrecen con contratos esclavistas, según los sindicatos, firmados para días y que se suspenden en fines de semana. Por eso, fidelizar a los médicos jóvenes constituye un reto, sobre todo, a los de Atención Primaria que sólo sellaron un 6,9% de contratos indefinidos.

La Sanidad requiere mejorar la planificación para subsanar la falta de profesionales que se avecina, lo que conlleva ofertar más plazas MIR. También se necesita dedicar más tiempo por paciente y que la lista de espera sea más corta. La lista quirúrgica se redujo un 12,4% en el último año, pero 350 pacientes no pudieron ser operados en su prioridad y en especialidades como traumatología las esperas alcanzan ocho meses. Entre las medidas, habría que poner fin a las consultas maratón de Atención Primaria, como la de algunos facultativos de Eras, que llegaron a atender a 87 personas en un día. El ratio adecuado se debería situar en los 28 pacientes al día y 12 minutos de atención.

Si los partidos escuchan a la población, los leoneses quieren mantener una sanidad pública, universal y gratuita. De ahí las denuncias de intentos de privatización, como el reciente concierto de 21,8 millones con una institución religiosa que integrará sus hospitales en la red asistencial pública. IU censura la deuda sanitaria por haberse multiplicado por 11 en diez años, mientras opina que la Junta «cierra plantas y deriva a miles de pacientes a la sanidad privada». Las carencias están tapando, además, algunos de los fines de la Atención Primaria, que debe velar por la salud con programas de prevención y promoción que se han dejado de realizar y habría que recuperar.

Entre los retos también se sitúa adaptar el sistema sanitario a los cuidados a una población cada vez más envejecida y pluripatológica. El PSOE propone crear la figura del Defensor del Paciente municipal; Cs, por la libertad de elección del centro hospitalario en la comunidad; Vox, incentivar las mejoras salariales en el ámbito rural y el PP pedir más plazas MIR y Podemos una AP según criterios geográficos.

El gran reto es la jubilación de 860 médicos y su baja tasa de reposición
Comentarios