jueves. 01.12.2022

La actividad y la disponibilidad de los integrantes del Ejército del Aire en León para atajar los efectos de la pandemia va más allá de su estricto fin militar. Así, su aportación, como también está impreso en su carácter como soldados, están las acciones humanitarias tan demandadas en esta crisis sanitaria por el coronavirus.

La farmacia militar, que desde hace unos años se trasladó a las dependencias de la Academia Básica del Aire —antes se ubicaba en la Subdelegación de Defensa, en el centro de la ciudad— se ha volcado en la fabricación de hidrogeles. Un farmacéutico trabaja en las instalaciones con el apoyo de varios técnicos. La fabricación de estos productos no suele estar entre sus prioridades del día a día en la farmacia, pero el equipo de farmacéuticos de la academia se ha puesto a trabajar duramente y ya ha repartido más de 200 litros de hidrogel entre diferentes puntos y organismos o instituciones del norte de España.

Los soldados del Ejército del Aire en la academia de La Virgen del Camino también se han implicado activamente, junto con los del Ejército de Tierra de Conde de Gazola, en las actividades del pabellón de San Esteban, donde se ha habilitado un espacio para que los sin techo de León cuenten con un lugar donde pasar el confinamiento. Entre otras acciones, desde el Aire se ha prestado mobiliario para dar comodidad estos días a las personas que están pasando la cuarentena y también, desde la cantina de la Academia Básica del Aire se han elaborado comidas para trasladarlas al pabellón de San Esteban durante estos días.

Como cualquier base militar, la ABA dispone también de equipos y materiales médicos para estar prevenidos ante cualquier circunstancia. Las dos ambulancias de las que dispone la Academia del Aire en sus instalaciones se están involucrando activamente en diversas acciones para atajar los efectos de la pandemia. Así, las dos están puestas a disposición de la Gerencia de Atención Primaria de León y cada día se desplazan a los diferentes centros de salud para asumir destinos civiles. El conductor de la ambulancia, del Ejército del Aire, se encarga junto con los médicos del sistema de salud público de visitar residencias de ancianos de toda la provincia o a cualquier punto que precisen los sanitarios durante la jornada para ayudar y atender a personas afectadas por el coronavirus. Una de las ambulancias es similar a las civiles, aunque la segunda llama más la atención entre los sanitarios y aquellas personas a las que va a visitar ya que se trata de una ambulancia militar, tanto en su forma, con líneas más cuadradas, como en la imagen que ofrece, del intenso color verde militar que cubre todo el vehículo en el que sólo destaca una cruz roja sobre un círculo blanco en la parte de atrás. A pesar de su aspecto, esta ambulancia es una uvi móvil preparada al mismo nivel que las civiles y con toda la equipación necesaria.

Hidrogel para el norte de España y ambulancias militares para León
Comentarios