domingo. 27.11.2022
cara
Conchita Fernández Pacios, leonesa de Fresno de la Vega, es ciudadana de Roma desde los años 70. «Me casé con un italiano y aquí he hecho mi vida», comenta. Se abrió camino como profesora de español en centros oficiales y ahora, ya jubilada, aún mantiene dos cursos para adultos dentro del programa cultural de una asociación de tour operadores. «El español tiene mucha aceptación aquí por los viajes. En medio mundo se habla nuestro idioma», recuerda.En Roma la crisis del Covid-19 no ha sido la más dura del país. «No hubo muchos muertos y los hospitales han sido bastante eficientes», explica. El confinamiento, que empezó el 10 de marzo, lo ha llevado bien. «Personalmente he estado tranquila porque mi hijo y su familia trabajan en casa y yo estoy jubilada», admite. Ha estado entretenida con sus clases por videoconferencia: «Con los de conversación todo el tiempo hablando del Covid-19» y también ha podido salir alrededor de su casa. «Se permiten paseos hasta a 200 metros de casa y vivo en una zona tranquila», añade. «El lunes día 4 se hace la primera apertura y salimos a la calle todo el mundo», apunta sobre la desescalada en Italia. En la calle no se precisará mascarilla y se va a poder viajar dentro de la provincia. «No hay horarios para salir y se abren algunas actividades, aunque los restaurantes están protestando mucho porque no pueden abrir hasta el 18 y la oposición también». «Yo estoy muy contenta porque a los mayores también nos dejan salir», comenta.

«En Italia salimos todo el mundo el día 4»
Comentarios