miércoles. 28.09.2022
Infiltración del crimen organizado

Italia teme que la mafia aumente su poder durante la pandemia

"Las crisis ofrecen una oportunidad para que el crimen organizado haga sus negocios", reconoce el fiscal jefe de Palermo
paler
Los Carabinieri en un control de carreteras en Villafrati, en las cercanías de Palermo, IGOR PETYX

Poco después de que cayera el Muro de Berlín en noviembre de 1989 sonó el teléfono en la casa de un mafioso italiano que vivía en Alemania Occidental. La llamada provenía de Sicilia y la indicación que recibió en la conversación era clara: "Ve a Europa del Este y compra". "¿Y qué es lo que tengo que comprar?", preguntó el criminal. La respuesta que recibió desde su tierra de origen no pudo ser más amplia: "Compra todo lo que encuentres y que esté en venta: restaurantes, edificios, tiendas, hoteles...". Francesco Lo Voi, fiscal jefe de Palermo, recuerda bien aquella conversación telefónica entre miembros de la Cosa Nostra siciliana interceptada por la Policía hace treinta años.

"Esta referencia histórica sigue hoy vigente, porque demuestra que la mafia siempre está preparada para intervenir en momentos de oportunidad. Las crisis económicas, como la que está provocando la pandemia del coronavirus, ofrecen una oportunidad para que el crimen organizado haga sus negocios y lave su abundante dinero negro", advierte este veterano de la lucha contra la mafia que trabajó junto a Giovanni Falcone y Paolo Borsellino, los célebres magistrados asesinados por la Cosa Nostra en 1992. "El riesgo de infiltración mafiosa en el circuito de la economía legal es alto", reconoce Lo Voi, que, aunque no puede dar detalles sobre las operaciones abiertas, asegura que la Justicia y las fuerzas de seguridad están trabajando para evitar este peligro. "Su gran liquidez les permite convertirse en prestamistas de las empresas en dificultad. Lo hacen en términos de usura y acaban quedándose con estas firmas aunque mantengan a los anteriores propietarios como fachada. Es un peligro no sólo para Italia, pues también en España y otros países europeos con dificultades se puede producir una infiltración en la economía legal del crimen organizado. Las autoridades deben prestar mucha atención sobre el origen de los capitales que llegan".

La propia ministra del Interior, Luciana Lamorgese, también reconoce el riesgo de que las organizaciones mafiosas que operan en Italia, como la 'Ndrangheta calabresa, la Camorra napolitana o la citada Cosa Nostra siciliana, aprovechen las estrecheces económicas que está originando la pandemia en muchas familias y empresas para aumentar su poder. "Debemos controlar cómo se utilizan y en manos de quién van los ingentes recursos italianos y europeos para frenar el impacto de la pandemia", afirma Lamorgese, que a principios de mes pidió a los prefectos (delegados de Gobierno) que extremaran la vigilancia para evitar la infiltración mafiosa en la economía legal.

Confinamiento obligatorio

El confinamiento obligatorio motivado por la pandemia ha provocado una cierta disminución del narcotráfico, una de las fuentes clásicas de ingresos del crimen organizado, aunque Lo Voi asegura que se han desarrollado nuevos métodos para la distribución de estupefacientes. "Nos hace falta aún algo de tiempo para ver cómo ha afectado al gran tráfico de drogas", reconoce el fiscal jefe de Palermo, advirtiendo sobre otro gran peligro de la actual situación: que la mafia aproveche las dificultades económicas para tratar de "mejorar su imagen y visibilidad entre los ciudadanos". Este objetivo podría lograrlo prestando pequeñas cantidades de dinero y facilitando la compra de productos básicos a las familias que se han quedado sin ingresos por culpa del cerrojazo. "Es un riesgo que tenemos presente", dice Lo Voi.

Giuseppe Provenzano, ministro para el Sur y la Cohesión territorial, también asume que "la mafia siempre ha ocupado el vacío creado y ofrecido liquidez en época de crisis", aunque en esta situación el Gobierno italiano "no se ha dejado sorprender". La respuesta habría venido extremando los controles policiales y ofreciendo ayuda financiera a las familias y empresas, aunque tanto unas como otras se quejan de las dificultades para acceder a ella y de su insuficiente cuantía.

Italia teme que la mafia aumente su poder durante la pandemia
Comentarios