viernes 15/1/21
Sorteo Extraordinario de Navidad

León rasca 8.178.000 euros al Gordo

Un buen pellizco muy repartido. De Boñar a León capital, pasando por Valderas, haciendo escala en Sahagún y recalando también en el Bierzo. En todas ellas se posó ayer la diosa fortuna para dejar un buen pellizco del Gordo de Navidad. Y además muy repartido como aseguran todos los que dieron la suerte
La Administración de Boñar regentada por Cristina Manso volvió a dar el Gordo de la Lotería por tercera vez. RAMIRO
La Administración de Boñar regentada por Cristina Manso volvió a dar el Gordo de la Lotería por tercera vez. RAMIRO

León ha rascado en el Gordo de la Lotería de Navidad un pellizco de 8.178.000 euros, repartidos principalmente entre los 5.600.000 euros que dejó el primer premio en Boñar en el número 72897 y 1.250.000 en el segundo premio (número 06095) que vendió la Administración número 3 de León en las cercanías de la iglesia del Mercado. Una aproximación del Gordo, concretamente el número anterior, el 72896, dejó también un buen pellizco en Valderas. El restaurante El Rebeco vendió a través de un dispensador 363 décimos de este número, premiados con 762.300 euros. Además, la fortuna del Gordo también sonrió a Sahagún donde se quedaron los 500.000 euros que repartió un quinto premio en la serie del número 52472 y al Bierzo donde un quinto premio en Ponferrada dejó 60.000 euros en el número 37023 vendido por la Administración número 3. La suerte también hizo escala en la Administración de la calle Covadonga en León, que dio otro pellizquito de 6.000 números en un quinto premio que le correspondió al número 86986.

Boñar puede presumir de tener algo parecido a un pacto con el Gordo. Es la tercera vez que el primer premio recae en esta localidad de la montaña central leonesa: la primera fue en 1988, la segunda en 2014 y la tercera ayer, en este 2020 marcado por el coronavirus.

El número afortunado, el 72.897, se vendió en ventanilla en una serie y cuatro números más en la máquina. En total 14 décimos que suman 5.600.000 euros.

La administración, regentada por Cristina Manso, ha sido la encargada de volver a engordar las cuentas corrientes de sus convecinos. Pero la repetición no merma su satisfacción. «La alegría de la situación sigue siendo la misma». Desconoce si la totalidad de los décimos han quedado en la comarca. «Le ha podido tocar a cualquiera que se haya acercado hasta aquí, aunque aún no se ha acercado ningún agraciado».

Destacó la publicidad que significa para una administración como la suya dar un premio de Navidad.

Su local se abrió en 1986, por lo que lleva 34 años repartiendo alegrías en Boñar. Es un negocio de tradición familiar y Cristina Manso lleva cuatro años regentándolo una vez que se jubiló su padre, Carlos Manso. Hace dos años que se trasladaron a la avenida Constitución y cree que repartir el Gordo es la mejor manera de saludar esta nueva etapa. «Es una buena forma de inaugurarlo, aunque un poco tarde. En todo caso siempre es bienvenido un premio como este». Confía en haberse traído para esta nuevo local la suerte que tuvo su padre, que vendió varios premios en la lotería de Navidad y también del Niño.

Varios clientas se acercaron hasta la administración cuando se conoció el premio y se mostraron emocionadas, aunque no les había tocado nada. «Lo importante es que toque en Boñar. Algún vecino le habrá tocado y eso es una alegría para todos», dijo convencida una de ellas.

Esta administración también dio el Gordo en el año 2014 con un número acabado también en siete —el 13.437— con el que repartió cuatro millones de euros. Entonces estaba regentada por su padre Carlos Manso.

Más atrás en el tiempo, estrenó su idilio con el 22 de diciembre repartiendo el primer premio en 1988 con el número 21.583. Fueron nada menos que 250 millones de pesetas en aquel entonces, un premio muy repartido en toda la villa y que supuso un balón de oxígeno para la economía de la zona. Además en 2013 había vendido también una serie del cuarto premio. En el 2012 dio un segundo premio del que solo se vendieron cuatro décimos en ventanilla. En 2009 vendió un quinto premio que dejó en las comarcas de Boñar y Cistierna 5.730.000 euros.

Tras el Gordo, de los bombos instalados ayer en el Teatro Real salió un segundo premio del Gordo también con destino a León. La administración número 3 de la calle Herreros, en pleno corazón del casco histórico al lado de la iglesia del Mercado, vendió una serie completa del 06095, que ha repartido 1.250.000 euros a la serie, por lo que el poseedor de cada décimo ganará 125.000 euros. Todo un ‘apaño’ para estas Navidades.


Lucía Álvarez, en compañía de su padre Antonio y su hermana Itziar, celebra con cava el premio. JESÚS F. SALVADORES

La Administración número 3 se llama Tres Deseos, como la frase mítica de la lámpara maravillosa cuando aparece el genio.

Otro genio, el de la Lotería tocó ayer con su varita a este local abierto en 2012, cuando Lucía Álvarez lo cogió junto con su padre Antonio como socio. Nunca en estos ocho había dado un premio tan importante por lo que ayer la emoción inicial casi no le dejaba hablar. «Estoy nerviosísima y emocionada, solo tengo ganas de llorar», comentaba con la voz entrecortada a las puertas de su local pocos minutos después de que los niños de San Ildefonso la catapultasen al protagonismo del Gordo en León este año.

«Es doblemente bienvenido porque ha venido en un año muy difícil para todos y yo creo que se ha quedado en su mayoría por aquí cerca», comentó con la emoción a flor de piel. Emoción que no le impidió manifestar un deseo claro: el de que esta lluvia de dinero haya servido para aliviar el trance de personas a quienes la crisis les esté pasando factura. «Ojalá haya ayudado a alguien que lo necesite. Eso me haría sentirme muy orgullosa y también el ver que el trabajo merece la pena», recalcó. «Es una emoción difícil de describir porque ni siquiera el premio es para mí, pero la alegría y la ilusión para los que trabajamos en esto es mucha».

«Es un premio doblemente bienvenido porque ha venido en un año muy difícil para todos»

A media mañana ningún agraciado con alguno de los diez décimos premiados le había llamado todavía para felicitarla o darle la enhorabuena.

Pasados unos minutos, llegó su padre Antonio, también su hermana Itziar y su sobrino Hugo con quienes se fundió en un emotivo abrazo. «Tiene que estar por aquí, por el barrio, porque este año por la pandemia no han venido apenas turistas por lo que seguro que no salió fuera», añade su padre.

Poco después del brindis de rigor una amiga del barrio, Almudena, se acercó para decirle en voz alta: «¿Qué te dije?, ¡que lo ibas a dar!». Su premonición resultó cierta y Lucía pudo dar por fin un gran premio. «Otros años me arreglaba mucho por si acaso tocaba y venía la prensa y nada. Y este año que no me arreglé apenas... mira».

El 52472, uno de los terceros premios salió de la administración de la calle Flora Flórez de Sahagún. Se vendió una serie, con lo que que se repartió 500.000 euros. El premio es de 50.000 euros por décimo.


La administración de Carmen García Mencía de Sahagún repartió medio millón de euros en un tercer premio. ACACIO DÍAZ

Carmen García Mencía, la administradora, ha señalado que está «muy emocionada, porque en Navidad nunca habíamos dado ningún premio». El tercer premio se ha vendido en ventanilla, «por lo que estamos muy contentas». La administración fue fundada por el padre de Carmen en 1950. «Desde entonces hemos repartido muchos premios, pero nunca en el Sorteo de Navidad», comentaba ayer con la emoción de quien ve cumplido un sueño.

Información elaborada por: José María Campos, Acacio Díaz, Manuel Cachafeiro, María Carnero, Abigail Calvo, Marco Romero y Georgino Fernández.

León rasca 8.178.000 euros al Gordo
Comentarios