martes. 07.02.2023
| Reportaje | Caminos agrarios destrozados |

Los defectos ocultos de la A-66

Los municipios de la autovía León-Benavente exigen a Fomento el arreglo de los caminos agrarios destrozados o cortados y la reparación de aliviaderos que no desaguan
Desagües más altos que las rasantes de los caminos, baches y accesos cortados son algunos de los daños que consignan los municipios por los que discurre la autovía León-Benavente a causa de su uso para la entrada de materiales utilizados en la construcción. «Estamos encantados con la autovía, pero queremos que nos arreglen los caminos que han estropeado pues es la única salida que tenemos para los cultivos», subraya el concejal de UPL en el Ayuntamiento de Villamañán, Julián Ordás. Este municipio obligó recientemente a la empresa que realiza la cuarta fase de las obras de canalización del gas a depositar una fianza de 24.000 euros en previsión de que los daños que ocasionen las obras no sean asumidos por las empresas que realizan la obra. En el término de Villamañán están especialmente afectados los caminos de Pobladura, Carboneros y los que están en el entronque con la autovía, así como el del pago de San Claudio, en la carretera de Laguna. «El Ayuntamiento no puede hacer frente a ésto», recalca el concejal tras realizar un recorrido por los caminos con el agricultor Andrés Santos, y el presidente de la Cámara Agraria Provincial, Fausto Sevilla. Todos los municipios han sido convocados el día 20 por la Diputación provincial a una reunión con el responsable de Infraestructuras, Ángel Calvo. «Desde la institución provincial -confirma el diputado- queremos servir de intermediarios ante el Ministerio de Fomento para que se solucionen estos problemas». En la convocatoria se hace mención expresa a las reclamaciones de los municipios por los desperfectos que sufren las carreteras provinciales a causa de las obras, pero no se mencionan los caminos. Toral de los Guzmanes es el único que «no está preocupado» por el arreglo de los caminos estropeados. Así lo manifestó el concejal de Obras, Emilio Martínez, tras asegurar que «tenemos el compromiso escrito de la empresa de que reparará todos los caminos después de las obras». Martínez indica que aún se están haciendo remates y «no es el momento más oportuno, por las lluvias, para hacer reparaciones».

Los defectos ocultos de la A-66
Comentarios