martes 29/9/20

Una protesta «masiva» busca «razones de Estado» para intervenir en León

Los sindicatos animan a los leoneses para que acudan «sin miedo» a las manifestaciones

Las manifestaciones de mañana en León, Ponferrada y Villablino deben dar al resto de los españoles «razones de estado» para que Gobierno y Junta, principalmente, se tomen en serio las reivindicaciones que parten de una provincia aislada durante años. Lo recordaron ayer los secretarios provinciales de CC OO y UGT, Xosepe Vega y Enrique Reguero, respectivamente, quienes confían en un respaldo «masivo» de los ciudadanos ante el colapso que sufre León.

«Hay que acudir sin miedo y quitarnos el polvo y la caspa», animaron los organizadores durante la rueda de prensa que compartieron con el dirigente de Ugal-Upa Matías Llorente. Medio centenar de tractores se unirá a la protesta en representación del mundo rural, agrario y ganadero.

«Es muy importante la participación, si la gente se queda en casa el mensaje será que no hay  problemas», avisó Xosepe Vega, que apuesta por una agencia «despolitizada» que canalice las partidas presupuestarias de los Ejecutivos central, autonómico y provincial. «Debemos unirnos y salir a la calle sin miedo», reiteró Reguero. Los dos líderes sindicales desearon que «nadie se quede fuera de una reivindicación tan justa» por un objetivo común.

De momento, la primera reunión de la Mesa por el futuro de la provincia tendrá lugar el próximo 3 de marzo, a las diez y media de la mañana, aunque ese acercamiento no debe rebajar la intensidad de las movilizaciones, tal y como pretenden CC OO y UGT. Estarán, además de los sindicatos, la Junta, el Gobierno de Pedro Sánchez, la Diputación y el Consejo Comarcal del Bierzo.

De ahí debería surgir un órgano independiente, sin influencias partidista, que distribuya de una forma razonable los fondos que llegarán de las administraciones españolas, pero también europeas, con cargo a esa Transición Justa que penaliza a una provincia como León, ya sin minas, cerradas de forma prematura por culpa de la crisis que asfixió al sector.

Los promotores del 16-F exigen también un plan de industrialización que dé alternativas y que se cumplan las promesas en cuanto a esas infraestructuras manidas en campaña electoral pero sin recorrido en las cuentas públicas. La plataforma logística de Torneros, el Corredor Atlántico hasta Galicia y Asturias, por León, Astorga y Ponferrada, además de la autovía a Orense desde El Bierzo, marcan la agenda de prioridades.

Una protesta «masiva» busca «razones de Estado» para intervenir en León