jueves. 08.12.2022
san
El presidente, durante su intervención esta noche. DL

Actuar con unidad, responsabilidad y disciplina social. Es el mensaje reiterado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al anunciar las medidas aprobadas por un largo y tenso Consejo de Ministros extraordinario, en el que las diferencias sobre las medidas económicas entre los socios de gobierno han hecho que éstas se aplacen hasta el próximo martes. "Cortemos la carrera de transmisión del pánico", ha pedido el presidente, que ha señalado también que "demasiadas veces nos hemos confundido a la hora de identificar a nuestros enemigos. Ahora no podemos equivocarnos, el enemigo de todos es el virus". 

Frente a los mensajes de "confusión, rabia y angustia lógicos en esta situación" ha insistido en que "esta batalla la vamos a ganar, lo importante es que el precio que paguemos sea el mínimo". También ha sido contundente frente a las llamadas de algunas autonomías a mantener el control sobre sus servicios: "Hay que levantar la cabeza, el virus no entiende ni de ideologías ni de territorios. La unidad es imprescindible para salir de esta crisis". 

Una unidad que estará dirigida directamente por el Gobierno de la nación, ha repetido en varias ocasiones en una comparecencia que se ha hecho esperar durante horas. "Los principios que lideran la acción contra el virus son tres: coordinación, cooperación y colaboración. En definitiva, la unión". Para lo que, ha asegurado, "tomaremos las medidas que sean necesarias en cada momento". Teniendo en cuenta la solidaridad con las regiones que más lo necesiten. 

En la reunión que mañana mantendrá con los presidentes autonómicos a través de videoconferencia se regulará una "coordinación al más alto nivel, bajo el liderazgo pleno del Gobierno". Sánchez ha pedido a los presidentes que "dejen diferencias y se sitúen detrás del Gobierno. Aquí no hay territorios ni ideologías, los ciudadanos son lo primero". 

Respecto al paquete de medidas aprobado para frenar la extensión de los contagios del coronavirus, el presidente ha señalado que la emergencia requiere "decisiones extraordinarias", ante una pandemia mundial que supone "una crisis sanitaria, económica y social frente a la que presentaremos una respuesta con la mayor excelencia y rigor científico, y con todos los recursos que sean necesarios". 

Recordó que el escenario "no es estático, sino muy dinámico, por lo que requiere una continua adaptación", y que la prioridad es defender a las familias, los autónomos, los empresarios y los trabajadores. Respecto a las medidas de contención a adoptar, Sánchez ha indicado: "tenemos las  políticas muy claras, y no nos temblará la mano para vencer al virus". 

Ha señalado también que las medidas adoptadas "son drásticas y tendrán consecuencias", y que se ampliarán en el próximo Consejo de Ministros. Se dividen fundamentalmente en cuatro grupos: el apoyo a los trabajadores, autónomos, empresas, familias, y colectivos más vulnerables; el apoyo a los expedientes de regulación de empleo para evitar los despidos; la garantía de liquidez para que las empresas puedan sortear las dificultades transitorias y el apoyo a la investigación para dar cuanto antes con una vacuna frente al Covid 9. 

Por lo que se refiere al estado de alarma, que entrará en vigor esta noche con su publicación en el Boletín Oficial del Estado y tendrá vigor en todo el territorio nacional, las medidas estarán en vigor 15 días y podrán ser prorrogadas por el Congreso de los Diputados. 

Bajo las órdenes de la Presidencia del Gobierno se instauran cuatro autoridades delegadas, que son los ministros de Defensa, Interior, Transportes y Sanidad. El resto de las áreas estarán a lo que disponga el ministro de Sanidad. Y todas ellas quedan habilitadas para dictar las resoluciones necesarias para garantizar la salud y la seguridad de los ciudadanos. 

Por lo que se refiere a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como las policías autonómicas y locales, estarán bajo las órdenes del ministro del Interior, junto con los cuerpos de protección civil. También intervendrán las Fuerzas de Seguridad del Estado "cuando se considere necesario, el Ejército ya está preparado para ello". 

Las medidas sobre la limitación de los transportes y la movilidad de los ciudadanos ya se han ido conociendo a lo largo del día; y también que se suspende toda educación presencial. También que se cierran los comercios a excepción de los que ofrezcan artículos de primera necesidad, farmacias, ópticas, prensa, combustible, estancos, telecomunicaciones, peluquerías, alimentación de mascotas y comercio por internet. En todas ellas la presencia de compradores será "la estrictamente necesaria y se evitarán aglomeraciones y se mantendrá la distancia de seguridad". 

Se suspenden todas las actividades de museos, espectáculos, deportivas, de ocio y de hostelería y restauración, que sólo podrán hacer entregas a domicilio. Y también las fiestas  populares. También se limitan las actividades en los lugares de culto religioso. 

El refuerzo del sistema de salud pasa por la capacidad del ministro responsable de intervenir en establecimientos, fábricas y empresas, así como centros sanitarios públicos y privados, para garantizar la salud de los ciudadanos. 

Y el Gobierno garantiza también el suministro alimentario, de electricidad, gas y otros combustibles, así como el resto de los servicios esenciales. 

Sánchez llama a cortar la "carrera de transmisión del pánico"
Comentarios