lunes. 03.10.2022
DL29P4F8-18-28-41-6.jpg

De «éxito total». Así calificó ayer Matías Llorente la respuesta de los agricultores y ganaderos de la provincia a la llamada de los sindicatos agrarios para participar en esta huelga —casi cinco mil personas y ococientos tractores—, lo que a su juicio significa que «el campo está muy pero que muy jodido». Desde las primeras tractoradas de 1976 «no ha vuelto a haber una concentración como esta», decía orgulloso Llorente. «A ver si con esta unidad conseguimos al final que ser agricultor o ganadero sea una profesión digna y que nuestro mundo rural siga vivo para por lo menos poder residir y vivir en él». En su discurso final el secretario general de Ugal-UPA lamentó que desde esa mítica manifestación del 76 «hemos ido a peor» y recordó que «entonces con dos vacas compraban un Seat 124, lo mejor que había, mientras que hoy necesitamos 30 vacas para comprar un coche similar. Un tractor se compraba con el valor de 600 toneladas de remolacha y hoy con lo que nos pagan estos sinvergüenzas de British Sugar necesitamos 50.000 toneladas», aseguró.

Llorente lamentó que «todos los demás sectores han repercutido la subida en los precios que pagamos, por qué nos hemos quedado anquilosados en el precio de hace 30 años, y eso es lo que hoy tenemos que debatir, tenemos que exigir que podamos repercutir la subida del gasóleo, de la maquinaria, de los fertilizantes, de las semillas, de los fitosanitarios en el precio de nuestros productos y no como ahora que los únicos que crecen son los intermediarios, las multinacionales y la gran distribución».

«Desde la tractorada del 76 hemos ido a peor, el campo está muy jodido»
Comentarios