sábado. 28.01.2023
UGT de Castilla yLeón ha promovido, junto a la Administración autonómica, y el resto de interlocutores sociales de la comunidad, la adopción de un acuerdo para la integración social y laboral de la población inmigrante de Castilla y León hasta el 2005, en el que se establecen diversas acciones consensuadas en materia de integración social y laboral de la población inmigrante. Destaca el hecho de que este acuerdo se inscribe dentro del diálogo social, abordando por tanto el trabajo de los extranjeros no comunitarios, desde el ámbito laboral y por los interlocutores sociales. El sindicato cree que los procesos de regularización, tal como se han hecho en España, «proporcionan papeles, pero no garantizan una inserción laboral normalizada, que ha de ser el principal objetivo». UGT es consciente de que el problema es la economía irregular, y que regularizar al trabajador no significa otra cosa que permitir que el puesto de trabajo irregular siga subsistiendo para ser ocupado por otro. Arraigo laboral Esta fuerza sindical considera que, en materia de empleo de trabajadores sin permiso, y sin perjuicio de otros mecanismos (como la posibilidad de establecer un verdadero procedimiento de arraigo laboral que garantice la contratación del trabajador) hay una situación que ha de ser afrontada prioritariamente: la explotación laboral de trabajadores sin permiso.

UGT afirma que la regularización da papeles pero no normaliza
Comentarios