viernes. 03.02.2023

Una noticia bañada con cava

Es la primera vez en los dieciocho años de historia de la administración de Sant Pol de Mar que reparte un premio gordo de Lotería
La satisfacción de los vecinos hizo rodar litros de cava en plena calle
Doce del mediodía. María Rosa Nualart estaba en su casa preparando la comida de Reyes cuando recibió una llamada de su marido. La responsable de la administración número 1 de Sant Pol de Mar (Barcelona) bajó como un relámpago hacia su tienda. Por primera vez en los 18 años de historia de la administración había repartido un premio gordo. Entre nervios y satisfacción, María Rosa intentaba contagiarse de la alegría de los vecinos que se acercaban a la administración para celebrar el premio. «Nunca nos había tocado. Quizá dejamos sin vender algún número pero no me acuerdo», explicaba la lotera que tenía a su disposición todas las series del primer premio. El 56.139 se vendió todo por ventanilla a través de décimos sueltos por lo que la suerte estuvo muy repartida entre los cerca de 4.000 habitantes de esta localidad costera. Por ello, justo después de conocerse la noticia, la administración ubicada en la calle Manzanillo número 34 concentró todas las miradas. Llantos, alegrías, abrazados y numerosas botellas de cava llenaron un día de Reyes que los vecinos de Sant Pol nunca olvidarán. La primera en desvelar si tenía un décimo del gordo fue la propia lotera. «Sí, nos quedamos uno porque era un número que nos gustaba», afirmaba ante las preguntas de los medios de comunicación. María Rosa ya hacía cábalas de cómo se gastaría el premio. «Ya hace un par de años que queríamos cambiar el negocio ya que hasta ahora la administración también era una librería», dice. Ahora, con el dinero en el bolsillo, la lotera piensa relanzar la venta de décimos. «Sólo nos dedicaremos a esto. Ampliaremos el local y también venderemos por internet. Es el mejor momento para hacerlo», explicó.

Una noticia bañada con cava
Comentarios