sábado 24.08.2019

Valladolid hurta a León el centro del noroeste

La estrategia Cylog arrebata a León el centro logístico en favor de Valladolid aunque la Junta alega que potenciará. la posición de la provincia como gran. nodo intermodal con el puerto de Gijón.
(Pulse sobre la imagen para ampliar/reducir).
<BR />(Pulse sobre la imagen para ampliar/reducir).

La autovía León-Braganza ahorraría 70 kilómetros por carretera en el trayecto de Oporto a Irún. Además, con la Autopista del Mar Gijón-Nantes el viaje se reduce en 10 horas, que equivale al 40% del trayecto hasta el norte de Francia.

Pero la Junta no ve necesario declarar León como zona logística prioritaria, alega que ya cuenta con el centro de transporte integrado (Cetile) en Chozas, ni tampoco declarar como eje transeuropeo prioritario la ruta Oporto-León-Asturias.

«El modelo Cylog ya contempla este corredor en la medida que reconoce el eje norte-sur, Ruta de la Plata, y el corredor del Duero este-oeste», que discurre a través de la A-62 desde Salamanca hasta Burgos y tiene su centro en Valladolid.

León, como centro del noroeste ibérico, añade la Consejería de Fomento, queda reforzada con la reciente aprobación del corredor Atlántico. El Parlamento Europeo acaba de dar el visto bueno al corredor número 7 que, junto al Mediterráneo, dispondrá hasta 2020 de 23.200 millones de euros para mejorar las conexiones de transporte a través del programa Conectar Europa. Este eje integra oficialmente a León en las redes transeuropeas de transporte de las que ya forma parte en la práctica por ser el paso natural de la Meseta y norte de Portugal hacia la Autopista del Mar Gijón-Nantes, la única en funcionamiento en el Cantábrico.

El corredor ferroviario atlántico queda reforzado de cara a su apoyo y financiación con fondos europeos en los próximos años y hace que las mercancías desde Oporto, la principal aglomeración industrial y demográfica del norte de Portugal, con 2,5 millones de habitantes, sean transportadas al sur hacia Salamanca y por ahí desde Valladolid y Palencia a Irún por Burgos. La autovía León-Burgos no figura ni en la estrategia logística de Castilla y León.

Esta infraestructura intermodal, que va a cumplir tres años, movió en el 2012 cerca de 650.000 toneladas de mercancías, un 35% más que en su primer año de funcionamiento.

Pero ni en este contexto favorable la autovía León-Braganza es una obra prioritaria para el Gobierno de Castilla y León. Así lo dejó claro el consejero de Fomento, Antonio Silván, en su última comparecencia en las Cortes en respuesta a una pregunta del procurador socialista por León Miguel Ángel Fernández Cardo: «Hoy la prioridad no pasa por esa conexión, señoría», respondió Silván.

El enclave del Pisuerga

Paralelamente, la Junta de Castilla y León refuerza cinco puertos secos en la Comunidad con la puesta en marcha de tres áreas en Pancorbo (Burgos), Salamanca y Valladolid, que unirán a los de Venta de Baños (Palencia), donde se sitúa el enclave regional y por tanto el centro logístico principal, y Burgos.

El enclave ocupará más de 900 hectáreas (el Cetile de León tiene 13 hectáreas urbanizadas) en una franja entre Valladolid y Palencia. Sus áreas de especialización son la automoción —justificada por la proximidad de las factorías de Renault— y el agroalimentario, con salida al Cantábrico a través del puerto de Santander. Colindante a este enclave se ejecuta el parque industrial Canal de Castilla con 353 hectáreas en Corcos del Valle, Cigales y Cabezón. La inversión supera los 13,3 millones de euros.

León cuenta con tres grandes centros de distribución que aprovechan su posición central en el noroeste ibérico, como son Mercadona, Inditex y Volkswagen. «Hay que preguntarse por qué no son más las empresas que aprovechan la situación central de la provincia», plantea Graciliano Palomo, miembro de la Asociación por la Autovía León-Braganza. Su explicación: «Las empresas tienden a agruparse en los llamados corredores extratégicos que facilitan el intercambio de bienes y servicios», subraya.

León ni se menciona en este nuevo impulso a la logística en la Comunidad que se focaliza y fortalece el eje de la A-62 y pretende canalizar el tráfico de mercancías de Portugal a través del «eje transeuropeo prioritario», tal y como lo llama la Consejería de Fomento, a la conexión entre Salamanca e Irún a través de Valladolid.

La ‘oportunidad’ de León

Las cinco bases —subrayó la Junta al presentarlo— forman parte del Eje Atlántico de la Red Transeuropea de Transportes que deberá estar lista en 2030 y que también podría integrar las bases de la red Cylog.

Con todo, el consejero de Fomento, el leonés Antonio Silván, fía al corredor Atlántico las oportunidades logísticas para León y «para el impulso de un corredor multimodal de transporte y de logística que permita elevar los niveles de competitividad de Castilla y León y especialmente de León», afirma.

La nueva red pretende eliminar cuellos de botella mediante 35 proyectos transfronterizos y permitirá la conversión de 1.500 kilómetros de líneas ferroviarias en alta velocidad. Además conectará 83 puertos y 38 aeropuertos, incluido el de León. «La Junta apostó desde el principio, con varios gobiernos de la cornisa cantábrica y fachada atlántica y otros países concernidos como Portugal y Francia por la inclusión del corredor», recalca Silván.

Asturias, Cantabria, Castilla y León, Galicia, Navarra y País Vasco se reunieron el 14 de octubre de 2011 y firmaron un documento para exigir a Bruselas su inclusión en la Red TEN-T. De esta manera se consigue «incrementar la cuota de transporte marítimo y ferroviario de mercancías como modos complementarios al transporte por carretera», señala Silván.

Estrategia del siglo XXI

Sin embargo, el único puerto seco que señala en la Comunidad la Estrategia Logística de España es el enclave regional de Venta de Baños, con lo que certifica el proyecto de la red Cylog consolidar la centralidad artificial de Valladolid en el noroeste ibérico. Y Asturias está a la espera de poder entrar en la macrorregión del territorio ibérico que formaron Castilla y León, Galicia y el norte de Portugal.

«Valladolid está preparándose aceleradamente para la salida de la crisis», denuncia el socialista Graciliano Palomo. Son los designios del Plan Valladolid siglo XXI que realizó la Cámara de Comercio con ayudas públicas de la consejería de Economía.

Tomás Villanueva, añade, «quiere convertir la capital de facto en el centro logístico del noroeste y ya en el 2007, antes de que cayeran los vuelos, se había fijado para 2016 como objetivo quedar como único aeropuerto», apunta el leonés, ex presidente de Seiasa, en alusión al Plan Valladolid y a las recientes arremetidas del alcalde de Valladolid, el popular Javier León de la Riva, contra los otros tres aeropuertos de la Comunidad situados en León, Salamanca y Burgos.

Los cinco puertos secos impulsados por la Junta «van a operar como aduanas y en la práctica obligan a los camiones a no salirse de esa ruta si no es estrictamente necesario para llegar a destino», añade.

El Cetile de León figura como uno de los 82 centros de transporte por carretera con el número 34 en la estrategia que la ministra Ana Pastor presentó en Cádiz la semana pasada. Es el único centro de transporte que figura en la provincia, pese a que en la red Cylog se prevé el enclave número 13 en el Bierzo.

Líder de cargas por tren

Este diseño logístico contrasta con otras infraestructuras que incluye el documento del ministerio. En concreto, se deja constancia de que León cuenta con una de las seis plataformas ferroviarias con más de 5.000 trenes expedidos y recibidos, es decir, una de las que tiene más tráfico de mercancías.

De hecho es la única terminal ferroviaria de Castilla y León que registra un tráfico semejante. Por detrás de la capital, está la plataforma ferroviaria la de Venta de Baños, que está en la franja de 3.000 a 5.000 trenes tratados.

«El ninguneo de León en la localización de los puertos secos se añade a la paralización del centro logístico de Torneros», señala el portavoz socialista en el Ayuntamiento de León, José Antonio Diez. El grupo socialista presentó una moción para exigir a la Junta a declarar León área logística preferente. Ni siquiera se ha presentado al Pleno para su votación.

La estrategia logística del Ministerio de Fomento deja claro que la función de los puertos secos es servir de «apoyo a los puertos marítimos que, por diversos motivos, no pueden extender sus dominios portuarios en la misma medida que sus necesidades logísticas lo requieren». León dispone de conexión ferroviaria y por carretera, por la AP-66, con la ZAL (Zona de Actividad Logística) con el puerto de Gijón.

La Junta niega la mayor y dice que no existe tal marginación a León. La Consejería de Fomento puntualiza que en el marco del desarrollo del modelo logístico regional se han suscrito convenios con diez puertos españoles y portugueses entre los que se encuentra el puerto del Musel, que participa accionarialmente en el enclave Cylog del Cetile ubicado en Chozas de Abajo.

«Por tanto, los enclaves limítrofes al puerto de Gijón configuran el hinterland del puerto del Musel en Castilla y León y contribuyen de forma sustancial al éxito de la autopista del Mar», subraya.

Silván no ve necesario declarar como eje transeuropeo prioritario la conexión de Oporto-León-Gijón puesto que «el modelo logístico regional Cylog contempla y reconoce los principales corredores de mercancías que atraviesan la región y, en concreto, el eje A-62 y el Eje Ruta de la Plata A-66 que dan servicio al tramo Oporto-León-Gijón».

Vigo-Nantes, a la vista

La competencia por la centralidad y las rutas de transoporte intermodal no sólo se da en Castilla y León. La estrategia logística nacional prioriza la puesta en servicio de la Autopista del Mar Vigo-Nantes, que entra en directa competencia con la de Gijón-Nantes, impulsada por el Gobierno de Zapatero y que dejará de recibir ayudas europeas a partir de septiembre del año 2014. «Prefiriría que no operara», ha dicho presidenta del Puerto de Gijón, Rosa Aza.

Valladolid hurta a León el centro del noroeste
Comentarios