miércoles 01.04.2020
Protección

Veinte vacunas ya están en investigación

Una científica con una vacuna. SEBASTIAO MOREIRA
Una científica con una vacuna. SEBASTIAO MOREIRA

Hasta 20 vacunas están en desarrollo en todo el mundo frente al coronavirus, según los datos recopilados hasta este jueves por la Federación Internacional de la Industria Farmacéutica (Ifpma), que representa a las compañías y asociaciones farmacéuticas basadas en investigación de todo el mundo y a la que pertenece la patronal española Farmaindustria.

Además, los laboratorios tienen identificados hasta una treintena de medicamentos potenciales, de los cuales 14 están en la fase inicial de investigación; otros cuatro en la fase I de desarrollo y tres en la fase II, y uno ha comenzado los ensayos de fase III, la última antes de su aprobación.

En total, según los datos de Ifpma, hay actualmente alrededor de 80 ensayos clínicos en curso para nuevos tratamientos experimentales y vacunas en desarrollo frente a coronavirus, que incluyen estudios sobre el Covid-19 y también frente al Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) y el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS).

En el desarrollo de una posible vacuna, los investigadores calculan que antes de 12-18 meses no será posible disponer de una eficaz. "Esta es la estimación en el mejor de los casos y supondría que una o dos de las primeras vacunas que están en desarrollo tuvieran finalmente éxito", apunta la industria. Ifpma recuerda que, por lo general, apenas una de cada diez vacunas en investigación logra finalmente ser aprobada. "Por lo tanto, cuantas más compañías adopten diferentes enfoques para encontrar una vacuna, mayores posibilidades de éxito", ha asegurado su director general, Thomas Cueni.

POSIBLES VACUNAS

Entre los candidatos a conseguir esta vacuna, destaca la investigación de la farmacéutica alemana CureVac, que está basada en la molécula ARNm contra el SARS-CoV-2 en colaboración con la alianza CEPI. La compañía espera comenzar el ensayo clínico a principios del verano en Alemania y Bélgica. También el laboratorio británico GSK está desarrollando un proyecto junto con la CEPI. En este caso, está poniendo a disposición su tecnología adyuvante para apoyar el rápido desarrollo de vacunas candidatas y está trabajando para ello con la Universidad de Queensland (Australia).

Además, se ha asociado con la empresa china de biotecnología Clover Biopharmaceuticals, a la que está proporcionando sus adyuvantes para avanzar en la investigación. La compañía australiana CSL Limited también ha lanzado su programa de desarrollo de vacunas con la Universidad de Queensland, a la que en este caso se ha unido la compañía Seqirus con su tecnología adyuvante en la etapa de desarrollo preclínico.

También Janssen está trabajando con la Autoridad de Investigación y Desarrollo Avanzado Biomédico de EEUU (Barda) para acelerar el desarrollo de su vacuna contra el coronavirus. Igualmente, la compañía francesa Sanofi está investigando junto al Departamento de Salud de EEUU para desarrollar una vacuna contra el coronavirus.

La estadounidense Novavax también avanza en el desarrollo de una vacuna candidata y tiene previsto comenzar los ensayos en humanos a finales de junio. Por último, la farmacéutica estadounidense Pfizer se ha asociado a la compañía Biontech para desarrollar conjuntamente un candidato a vacuna basado en la tecnología ARNm de Biontech para prevenir la infección por SARS-CoV-2. Estas compañías han anunciado que esperan empezar las pruebas clínicas a finales de abril.

MEDICAMENTOS PROMETEDORES

En cuanto a los posibles medicamentos candidatos se encuentran antivirales probados anteriormente en patógenos como el Ebola y el VIH, que ya han comenzado rápidamente los ensayos clínicos y la revisión de la literatura para uso urgente; y otras líneas de investigación que incluyen inhibidores ACE (enzima convertidora de angiotensina), inhibidores de la proteasa o fármacos inmunoterápicos, antimaláricos y anticuerpos monoclonales.

Entre el grupo de medicamentos en estudio se encuentran también combinaciones de fármacos antivirales, como lopinavir y ritonavir, del laboratorio estadounidense AbbVie; el antiviral remdesivir, de Gilead, o el interferón, investigado por las farmacéuticas Roche, Merck y Bayer. La suiza Roche también avanza con su anticuerpo monoclonal tocilizumab, que fue aprobado por China el pasado 5 de marzo para tratar a pacientes con complicaciones pulmonares por Covid-19, y ha anunciado el inicio de un ensayo de fase III con este fármaco.

En esta línea, las compañías Regeneron Pharmaceuticals y Sanofi ya han iniciado un ensayo clínico para evaluar la seguridad y eficacia frente al coronavirus del anticuerpo monoclonal sarilumab, originalmente un medicamento para tratar la artritis. Por último, la japonesa Takeda está iniciando el desarrollo de un fármaco derivado del plasma sanguíneo, la globulina hiperinmune policlonal, para tratar a los individuos de alto riesgo.

NOTABLE PARTICIPACION ESPAÑOLA

Hospitales y empresas en España son protagonistas de algunas de estas investigaciones con posibles tratamientos. Es el caso de los estudios con el antiviral rendesivir, de Gilead, en el que se ha anunciado la participación de ocho hospitales españoles: La Paz, Alcalá de Henares, Ramón y Cajal y el 12 de Octubre, en la Comunidad de Madrid; el Clínic y el Vall d'Hebrón, en Cataluña; el Hospital de Cruces, en País Vasco, y el Carlos Haya, en Andalucía. Además, Roche también ha anunciado que España será uno de los países que participe en el ensayo clínico con su fármaco tocilizumab.

Por otra parte, un equipo de investigadores del hospital Germans Trias i Pujol, de Badalona, desarrollará un ensayo clínico con una combinación de medicamentos, que ha recibido ya la luz verde de la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) para su puesta en marcha. En concreto, el estudio probará la eficacia de la combinación de los antivirales darunavir y cobicistat, que se emplean contra el VIH, y también del uso de la hidroxicloroquina, un conocido fármaco contra la malaria. El estudio, liderado por dos investigadores de la Fundación Lucha contra el Sida, Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, cuenta con la colaboración de los laboratorios Rubió y de la filial española de Gebro Pharma.

Veinte vacunas ya están en investigación