viernes 03.07.2020
Empresas

Aceros Roldán plantea un ajuste laboral de un año para el 97% de la plantilla

El plazo de resolución es de una semana y el erte entraría en vigor el día 15 de este mes
Instalaciones de la acerera de Santo Tomás de las Ollas. L. DE LA MATA
Instalaciones de la acerera de Santo Tomás de las Ollas. L. DE LA MATA

La dirección y el comité de empresa de Aceros Roldán ya han iniciado las negociaciones del expediente de regulación temporal de empleo (Erte) que la acerera ha presentado por la caída de la producción de los últimos meses y el bajo nivel de actividad actual. La documentación puesta sobre la mesa de los representantes de los trabajadores de la factoría ubicada en Santo Tomás de las Ollas recoge un Erte de una duración de un año y variable en función de la situación de cada momento. Es decir, un ajuste que podría experimentar modificaciones al alza o a la baja en función del número de pedidos y del volumen de producción.

La propuesta de la dirección de la acerera —perteneciente al grupo Acerinox, que también ha aplicado ajustes en otras fábricas de España— es que el expediente de suspensión temporal de empleo y reducción de jornada afecte al 97% de la plantilla total, que ronda los 400 trabajadores. El comité de empresa tiene, ahora, un plazo de una semana para aceptar o no lo que propone la dirección de Roldán y firma el consiguiente acuerdo. De haberlo, el ajuste se aplicaría a partir del día 15 de este mismo mes.

En función del mercado

El erte podría variar y moldearse en función del volumen de pedidos que haya en cada momento

Detrás de la decisión tomada por Aceros Roldán está la caída de los pedidos —por reducción o cancelación de los mismos— prácticamente a la mitad desde que se decretó el estado de alarma por la expansión del coronavirus.

Causas organizativas y productivas es lo que argumenta la empresa. El comité es perfectamente consciente de esta situación y también realista. Por eso, la presentación del Erte no cayó por sorpresa entre la plantilla. En todo caso, los representantes de los trabajadores negocian ahora el respeto íntegro de las pagas extraordinarias y mantener el mayor porcentaje posible de salario, entre otras medidas.

Aceros Roldán plantea un ajuste laboral de un año para el 97% de la plantilla