jueves. 30.06.2022
MEDIO AMBIENTE

Las acusaciones ven «indicios abundantes» contra el ganadero en el caso de la Tebaida

El jefe de extinción afirma ante el juez que el pastoreo fue la "causa fundamental"
Imagen de archivo del incendio que calcinó 1.300 hectáreas en abril de 2017. ANA F. BARREDO

El jefe de los servicios de extinción de incendios forestales de la Junta de Castilla y León en la provincia, Pedro Becares, excluyó ayer ante el juez que instruye la investigación del fuego de la Tebaida cualquier otra causa que no sea el pastoreo como origen de las llamas. Becares confirmó además que en la zona de Bouzas, solo el ganadero denunciado en su día por la asociación Tyto Alba tiene autorización para pastar con sus rebaños.


Becares declaró ayer en el juzgado número ocho de Ponferrada a petición de la acusación que ejerce la Asociación Forestal de León (Asfole), que busca sostener la causa por indicios, a falta de pruebas directas incriminatorias. El funcionario no estuvo al frente de la extinción del fuego que abril de 2017 quemó mil trescientas hectáreas de monte en la Tebaida berciana, pero tras entrevistarse con los técnicos que participaron en las tareas y revisar los informes, estuvo ayer en condiciones de afirmar que el pastoreo fue «de forma fundamental» el motivo del incendio, sin que pueda atribuirse a otras causas, según explicaron a este periódico fuentes de las acusaciones presentes.

 

Ingeniero forestal con un cuarto de siglo de experiencia, Becares, dejó claro que la zona de Bouzas, desde donde se propagaron las llamas, siempre estuvo muy castigada por los incendios forestales, precisamente hasta abril de 2017. Desde entonces, y tras la alarma social que provocó y la apertura del proceso judicial que ha llevado a citar al único ganadero de Bouzas como investigado, no ha vuelto a sufrir ningún fuego.

 

Becares confirmó que la Junta solo ha autorizado al mismo ganadero a pastar en la zona de Bouzas y le ha impuesto cinco sanciones por llevar su ganado a zonas quemadas solo entre los años 2015 y 2017. El ganadero no tiene ninguna competencia en su sector en la misma zona.

 

Pasto suficiente

 

El jefe del Medio Natural de la Junta en León también entiende que la superficie de pasto que tiene autorizada el ganadero es suficiente para sus cabezas de ganado y no habría ninguna necesidad de regenerar pastos con el fuego en el área.

 

Junto a Asfofe, que ha logrado reabrir el caso después de que fuera sobreseído por falta de pruebas en dos ocasiones, asistieron a la declaración de Becares en calidad de perito las acusaciones que representan a la Junta de Castilla y León y al Ayuntamiento de Ponferrada, no así la Fiscalía ni la acusación que ejerce la asociación Bierzo Aire Limpio.

 

Las tres acusaciones presentes consideraban ayer que tras la declaración de Becares existes «incidios abundantes», y ninguno contradictorio, para acusar al ganadero del incendio, aunque no existan pruebas directas. La Junta, el Ayuntamiento y Asfole se muestran dispuestas así a formular escritos de acusación si la causa continúa.

 

El ganadero de Bouzas citado como investigado se acogió en su día a su derecho a no declarar. Su hermano sí declaró en su momento en el juzgado número ocho de Ponferrada que instruye la causa, pero aseguró que se encontraba en Madrid, donde tiene un negocio de pescado, en los días del incendio.

Las acusaciones ven «indicios abundantes» contra el ganadero en el caso de la Tebaida
Comentarios