martes 3/8/21
Turismo

Los alcaldes de Las Médulas proponen incluir a las juntas vecinales en el consorcio

Carucedo echa en falta más protagonismo de los ayuntamientos en el borrador de los estatutos remitido por la Junta
Un helicóptero de la Guardia Civil sobrevuela el paraje de Las Médulas en una foto de archivo. LDM=

«Es solo el esqueleto, ahora hay que ponerle la carne», decía ayer el alcalde de Borrenes, el popular Eduardo Prada, para valorar el borrador de los estatutos del futuro Consorcio Turístico del Espacio Natural y Cultural de Las Médulas remitido por la Junta de Castilla y León a los municipios, entidades como el Consejo del Bierzo y asociaciones involucradas en la gestión del paraje para recoger sus aportaciones. Y entre la carne que le quieren poner Prada y su colega de Puente Domingo Flórez, Julio Arias a la futura entidad jurídica que gestione el flujo de visitantes en el área declarada Patrimonio de la Humanidad esta la de las juntas vecinales, que ahora mismo no forman parte del organismo. El alcalde de Carucedo, el socialista Alfonso García, también se expresó este fin de semana en la misma línea que sus homólogos y aprovechará la próxima reunión con los responsables de la Consejería de Cultura de la Junta para reclamar «más protagonismo» para los ayuntamientos, en un organigrama que los reduce a «simples vocales, con voz y voto, pero simples vocales».

Con matices, y sabiendo que el texto remitido por la Consejería de Cultura y Turismo solo es un borrador que puede modificarse, los tres regidores de la zona protegida por la Unesco han coincidido en que la representación local debe tener más peso en el futuro organismo; un consorcio que contará con un presidente, un gerente y una comisión ejecutiva, entre otros puestos y estructuras de funcionamiento. «Las Juntas Vecinales de Orellán, de Yeres o de Las Médulas, que son en muchos casos propietarias del suelo, deberia estar representadas en el consorcio», opina Julio Arias. Y con él coincide Eduardo Prada, que teme problemas con las pedanías a la hora de actuar en el paraje si no están presentes en el organismo. «Lo que no entiendo es que en el consorcio estén organismos externos al paraje y no estén esas juntas vecinales», manifestó en alusión al municipio de Priaranza del Bierzo o a una asociación como el Instituto de Estudios Bercianos (IEB) que gestiona el Aula Arqueológica por delegación de la Junta de Castilla y León.

El alcalde de Carucedo sigue «esperanzado» con la creación del consorcio y el interés de la Junta por sacarlo adelante. Pero además de temer que los ayuntamientos entidades del paraje acaben siendo «comparsas» cuando «somos los titulares de los terrenos, de las fincas, de los caminos», también desconfía del tamaño del organigrama, que considera muy similar a la actual Junta Rectora de Las Médulas y teme que con tanto puesto se consuman demasiados recursos que deberían revertir en la conservación del paraje. «Tengo miedo que los recursos generados se vayan fuera no recaigan en los municipios», afirma para recordar, una vez más, que un cuarto de siglo después de la declaración del paraje como Patrimonio de la Humanidad, los pueblos de la zona siguen con los mismos servicios y saneamientos. «Los fines de semana damos servicio de agua a dos mil personas con depósitos pensados para cien», se quejó. Y alertó, una vez más, del retraso en las obras cuando «las expropiaciones están hechas desde hace tres años». De ahí que apueste por un organigrama más sencillo en una suerte de asociación de municipios turísticos.

«Los beneficios se tienen que quedar en Las Médulas», resumió por su parte Julio Arias, que también insistió en contar con una brigada de limpieza.

Los alcaldes de Las Médulas proponen incluir a las juntas vecinales en el consorcio
Comentarios