jueves 26/5/22
Tras varios años de obras

Balboa reabrirá su Castillo en otoño

El Ayuntamiento espera el visto bueno de Patrimonio para acometer la inversión de 190.000 euros que garantice la seguridad a los visitantes y el acceso al mirador de la Torre del Homenaje

El Plan R de la Diputación aporta la ayuda

balboa
El Castillo de Balboa, con sus torres reconstruidas, en una imagen tomada ayer. L. DE LA MATA

Otoño de 2022 es la fecha marcada en el calendario por el alcalde de Balboa, Juan José López, para abrir, después de años de obras, la reconstruida fortaleza medieval del pueblo. El antiguo baluarte militar levantado sobre un antiguo castro celta en la frontera con Galicia, la atalaya que durante siglos vigiló el Camino de Santiago, el recinto destruido por la revuelta de los irmandiños y reedificado por el Conde de Lemos, ha vencido a la amenaza de la ruina que se cernía sobre sus piedras.

Rehecha la Torre del Homenaje con sus 900 toneladas de piedras de sus propios escombros, nuevo tejado de pizarra y un mirador y reconstruida la ronda y la torre circular la inminente inversión de 190.00 euros aportados en su mayor parte por el Plan R del Insttituto Leonés de la Cultura (ILC) que depende de la Diputación, servirá para garantizar la seguridad de los visitantes y habilitar una escalera de madera para acceder a la terraza de su recinto principal. «Licitaremos la obra en cuanto tengamos el visto bueno de la Comisión Territorial de Patrimonio», explica el alcalde, que todavía no se acaba de creer del todo el milagro. Hace apenas un lustro, el castillo apenas era un montón de piedras, la Torre del Homenaje tan solo tenía dos lienzos en pie y una enorme grieta, y todo el recinto estaba cubierto por una montonera de escombros procedentes de su propio derrumbe.

                      El Castillo, antes de la restauración. L. DE LA MATA

El Castillo, antes de la restauración. L. DE LA MATA

Las inversiones de la Junta de Castilla y León primero —en la Torre del Homenaje— y de la Diputación de León después, hasta sumar del orden de trescientos mil euros en total, están detrás de la reconstrucción de la fortaleza. Los fondos del Plan R de la Diputación —el Ayuntamiento debe aportar el 10 por ciento— servirán ahora para instalar un vallado adecuado en la ronda y evitar el peligro de que los visitantes puedan caerse hacia el interior del recinto, y para instalar una escalera de madera que de acceso al mirador de la Torre del Homenaje. López espera poder licitar las obras a principios de año para que puedan comenzar en primavera y después de un plazo de ejecución de aproximadamente cuatro meses o cinco meses, permitir que, por fin, la llegada del otoño del próximo año traiga al apertura del Castillo reconstruido a las visitas.

                      Nueva cubierta de pizarra de la Torre del Homenaje. DL

Nueva cubierta de pizarra de la Torre del Homenaje. DL

El Ayuntamiento todavía no ha decidido si el acceso será gratuito o cobrará algún tipo de entrada. Pero sí tiene claro, explica el alcalde, que a la fortaleza se le podría extraer algún tipo de rentabilidad alquilándola para eventos a particulares y permitir así que puedan autofinanciarse las tareas de mantenimiento de un inmueble tan especial.

El Castillo de Balboa ya figura en la Ruta de los Tres Castillos que promocionan los ayuntamientos situados a los dos lados de la frontera con Galicia, junto al de Sarracín, en Vega de Valcarce, y el de Doiras, en el municipio lucense de Cervantes.

                      Vista aérea del castillo tras la última fase acabada. DL

Vista aérea del castillo tras la última fase acabada. DL

Tras la supresión de los señoríos, el Castillo de Balboa, que había pertenecido a los marqueses de Villafranca, estuvo en manos particulares durante el siglo XIX y en 1916, el empresario con minas de hierro Ricardo González se hizo con la propiedad. La negociación con sus herederos, entre ellos el que fue presidente del Consejo del Bierzo Ricardo González Saavedraa hizo posible que el Ayuntamiento adquiriera la propiedad en 2006 en una suerte de «expropiación pactada» tras el pago de 3.250 euros, en palabras del expolítico. Declarado Bien de Interés Cultural. Las voces de alarma que en los últimos años alertaron del riesgo inminente de desplome de lo que quedaba de sus muros han servido para que tres administraciones hayan sumado esfuerzos para salvarlo de la ruina.

Balboa reabrirá su Castillo en otoño
Comentarios